Las peor vestidas de los Grammy 2013

Las peor vestidas de los Grammy 2013

Aunque lo habitual es ver auténticas lecciones de estilo sobre las diferentes alfombras rojas, hay ocasiones en las que lo único que podemos aprender es cuáles son los estilismos que no deberíamos lucir bajo ningún concepto, a menos que lo único que pretendamos sea encabezar algún ránking de las peor vestidas de la noche como este.

No sabemos si es porque en el mundillo de la música los estilistas arriesgan más y por lo tanto están más expuestos al fracaso, pero lo cierto es que en comparación con la alfombra roja de los premios BAFTA, que es más territorio de actrices que de cantantes, los crímenes contra el buen gusto de la entrega de los premios Grammy 2013 se llevaron la palma.

Caprichos aparte, una mujer sabe de sobra cuándo un estampado no la favorece debido a su silueta. A Adele no le bastó con con abusar de las flores en su vestido sino que además lució unos zapatos a juego, y ese es el motivo por el que ocupe el quinto lugar de nuestro ránking de las peor vestidas.

Adele Valentino Alta Costura Grammy 2013

En el cuarto lugar tenemos a Kelly Rowland, que llevó un vestido negro con transparencias de Georges Chakra Couture. Su pecado contra el buen gusto fue dejar que las transparencias revelaran unos glúteos y piernas con exceso de celulitis. Hubiera sido más acertado que eligiera un diseño que realzara los puntos fuertes de su figura, en lugar de llamar la atención sobre sus defectos.

Kelly Rowland de Georges Chakra Couture en los Grammy 2013

¿Quién nos iba a decir que Alexa Chung acabaría en el tercer puesto de un ránking de celebrities mal vestidas? Pero así es, o al menos desde nuestro punto de vista. Su vestido de flores de RED Valentino es perfecto para pasear una tarde de verano, pero no para posar sobre una alfombra roja.

Alexa Chung de RED Valentino Grammy 2013

Aunque no estuvo en la entrega de los Grammy, sino en la de los BAFTA, no queríamos dejar de hacer una mención especial a Paloma Faith. El vestido de Nicholas Oakwell que lució la cantante habría tenido un pase de no haber sido por ese peinado tan surrealista y ese horrible maquillaje que resaltaba aún más sus ya llamativas cejas.

Paloma Faith vestida de Nicholas Oakwell en los Bafta 2013

El primer puesto es sin lugar a dudas para el modelito galáctico de Givenchy Alta Costura 2009 que llevó Florence Welch, y que nos demuestra que ciertos diseños, por muy Givenchy que sean, no deberían salir jamás del espectáculo de la pasarela.

Florence Welch de Givenchy Alta Costura 2009 en los Grammy 2013

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *