Luz azul, ¿Qué es y cómo nos afecta?

Luz azul, ¿Qué es y cómo nos afecta?

Aunque siempre ha existido la luz azul, ahora estamos más expuestos que nunca, ya que es la que desprenden las pantallas, como las de los ebooks, tablets,ordenadores, chromebooks, etc. Si pasas muchas horas delante del ordenador, no paras de utilizar el smartphone, o, utilizas mucho la tablet, podrás llegar a notar resentidos los ojos. Por ese motivo, es importante que cuides tus ojos y que aprendas un poco más acerca de la luz azul incluso comprando o adaptando tus gafas frente a esta luz azul.

Que es la luz azul

Eso es lo primero que tenemos que explicar, qué es la luz azul, pues, aunque todos hemos oído hablar de ella, no todo el mundo sabe en sí qué es. La luz azul es el rango del espectro de luz que es visible cuya longitud oscila entre 400-495 nm. Aunque esta explicación no aclara demasiado, podemos decir que es una luz con mucha energía, siendo una mezcla de violeta e índigo.

Ahora, te estarás preguntando, después de tantos datos técnicos, qué es lo que hace que esta luz sea “tan especial”, o, por qué es dañina. Esta luz que emiten las pantallas no siempre hace daño, únicamente si estamos muy expuestos. Cuando eso ocurre, podrían dañarse las retinas, llegando incluso a la muerte de la célula ocular.

Sin embargo, si debido a tu trabajo, por ejemplo, tienes que pasar muchas horas delante de un ordenador, desde hace unos años sabemos que hay algunas formas de protegerse de la luz azul, como, es el caso de los cristales para gafas con filtro para luz azul. Incluso, si no utilizas gafas, puedes utilizar únicamente unas para protegerte de este tipo de luz.

La luz azul no es peligrosa solo para los ojos, también puede serlo para la piel.

Luz azul piel

Ya hemos hablado de qué puede pasar en nuestros ojos si estamos demasiado expuestos a la luz azul, pero en el caso de la piel, también es muy dañina. Este tipo de luz daña la matriz extracelular. Esto se debe a la formación de radicales libres. ¿Qué ocurre cuando pasa esto? La piel va perdiendo firmeza, lo que hace que se arrugue.

La piel también pierde la luminosidad, no solo la firmeza. Con la luz azul se altera la estructura de los fibroblastos y esto hace que la formación de colágeno se entorpezca.

Si te preocupa que tu piel pueda estar sufriendo debido a la luz azul, actualmente existen cosméticos para protegerte de ella.

Luz azul ojos

Antes explicamos que la luz azul en exceso puede ser muy peligroso para la retina, pero, para llegar a ese caso, tendríamos que estar muy expuestos. Mucho. Mucho más de lo que la mayoría de personas lo están habitualmente, por mucho ordenador, Tablet o smartphone que utilicen. Sin embargo, eso no significa que la luz azul no sea dañina para los ojos, ni mucho menos.

Cuando estamos expuestos a este tipo de luz de las pantallas, tendemos a parpadear menos, y esto hace que los ojos se resequen, y que nos encontremos más cansados. Esto es conocido como cansancio ocular digital.

Puedes quedarte más tranquilo si trabajas con ordenadores, no vas a quedarte ciego por el mero hecho de usarlos a diario, aunque, probablemente, sufras de dolor de cabeza, sequedad de ojos, cansancio… Puedes remediar esto, utilizando gafas con filtro de luz azul y descansando unos minutos de vez en cuando.

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *