¡Ya tenemos ganadores del concurso de Nonoloa!

¡Ya tenemos ganadores del concurso de Nonoloa!

Hoy os desvelamos por fin el nombre de los dos ganadores de nuestro concurso de Nonoloa, el primer videoblog que dedicamos en exclusiva para nuestros lectores masculinos. En él os pedíamos que nos contáseis las anécdotas más divertidas que os habían ocurrido mientras acompañábais a alguna chica de compras.

Nos hemos divertido mucho leyendo vuestras historias, y ahora entendemos un poco mejor por qué os aterroriza tanto acompañarnos a un paseo por el centro comercial. Los comentarios seleccionados han sido los siguientes:

José Olmos:

Estaba en un supermercado con mi novia, una cola en la caja interminable, y de repente una señora empieza a poner nuestra compra en las bolsas… Yo, que ya estaba cabreado de tanto esperar, empecé a chillar:

–Pero bueno, señora… ¿se puede saber qué está haciendo robando mi compra?

Se giró todo el supermercado, y ella muy educadamente me contesta:

–Señor, trabajo aquí, le estoy ayudando a poner la compra en las bolsas.

Manuel Martínez:

No es cosa infrecuente que nuestra mujer nos diga “Tenemos que bajar al centro para comprar cuatro cositas que nos hacen falta”, ni tampoco es inhabitual que esas “cuatro cositas” se conviertan en veinte o treinta. La previsión de la lista de la compra se desmadra.
La verdad es que no me gusta salir de compras en general, y que soy un gran defensor de las compras Online que nos ha facilitado tanto la vida. Pero aun así, mi esposa, para según qué productos es reacia a ello. Cuando ella me dice que hay que ir a comprar, para mí es una pesadilla de la que no puedo despertar. La semana pasada mismamente me informó de que era preciso acercarse al hipermercado a comprar detergente, lo que no me comentó, es que ese detergente por lo que se ve, ahora se dispensa en la sección de moda del centro comercial al que solemos acudir. Desconocía que el formato de dicho producto venía ahora en forma de blusa o de falda y que para adquirirlo era necesario pasarse dos horas en el probador. Debe ser una nueva técnica comercial para personalizar el lavado, porque al terminar la compra, regresamos a casa y en lugar de colocar la compra en el sitio habitual, (junto a la lavadora), ese nuevo producto fue colocado dentro del armario en una percha.

Aviso a Navegantes: ¡Desconfiad de las mujeres cuando os digan que hay que salir a comprar o bien detergentes o betún para los zapatos o cualquier producto susceptible de ser modificado en su formato original! Y tened en cuenta que cualquier solicitud de aclaración al respecto puede ser utilizado en contra nuestra.

Muy pronto contactaremos con vosotros para haceros llegar vuestras sudaderas de Nonoloa. ¡Enhorabuena!

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por
Hay 4 comentarios para este artículo
  1. Pilar en 4:14 pm

    Hola me encanta que la gente este encantada con ustede, por que yo no hice un pedido hace mas de un mes y todavía no me lo han servido, no tienen formalidad alguna.

    • Primeriti en 4:29 pm

      Hola Pilar, necesitaríamos que nos mandaras más detalles del pedido (nombre de la persona que lo tramitó, campaña, fecha exacta) a nuestra dirección primeriti@gmail.com para poder comprobar si efectivamente ha habido alguna incidencia.

      Muchas gracias, esperamos tu correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *