Concurso Jesús del Pozo: ¡Ya tenemos ganadores!

Concurso Jesús del Pozo: ¡Ya tenemos ganadores!

Muchas gracias una vez más a todos los que os habéis animado a participar en nuestro concurso. Vuestras anécdotas nos han hecho reír, y aunque siempre que se diga suene a tópico, nos ha costado muchísimo decidirnos solo por seis ganadores, así que ya estamos preparando nuevos concursos y muchas sorpresas tanto en el blog, como en Facebook y Twitter, así que estad muy atentos y no os perdáis detalle de nuestras actualizaciones.

Y ahora sí, aquí os dejamos los seis comentarios que se han ganado un maravilloso bolso de Jesús del Pozo.

Belén:

Precioso bolso e interesante vídeo.

Mi anécdota más divertida de una boda es la de mi boda en sí. Una pareja de amigos, mi chico y yo, queríamos irnos los cuatro de viaje a Japón juntos, pero no conseguíamos que nos dieran las vacaciones a la vez, así que decidimos casarnos los cuatro el mismo día y “obligar” a nuestras empresas a darnos así las “vacaciones”. No habíamos hablado hasta entonces de casarnos, surgió así de repente y mantuvimos la decisión hasta ejecutarla.

No sólo la boda fue el mismo día para los cuatro, es que fue una “boda común”; en vez de casarnos de dos en dos por separado, nos casaron a los cuatro a la vez. Eso sí, cada una con su novio. Y es que el día que fuimos al Registro Civil a pedir fecha, mi amiga y yo nos pusimos nerviosas con los papeles y lo gestionamos de esa forma sin darnos cuenta. Así que el juez, el día de la boda todo el rato se equivocaba:

-”Este expediente que vamos a tramitar… perdón, estos expedientes que vamos a tramitar…”

Nos reímos un montón, y los fotógrafos del Registro Civil no sabían cómo hacer las fotos, si a todos, de dos en dos… ¡Un lío!

Fin de la anécdota. ^_^

¡Suerte a todos!

Rosa Marín:

Lo más divertido que me ha ocurrido en una boda, fue cuando asistí a la boda de un amigo de mi marido, por aquel entonces mi novio. Cuando llegamos al convite, resulta que era un sitio con muchos apartados para distintas celebraciones. Como no conocíamos a nadie salvo a los novios pues nos encontrabamos totalmente despistados. Resulta que en este sitio los invitados entran a los salones antes que los novios, a los que despues se les da la bienvenida a su celebración de una manera muy especial. Nosotros nos metimos en el salón, nos acomodamos, y comenzamos a picar el aperitivo tan tranquilos, comentando con los demás asistentes que éramos amigos del novio… Pero lo chocante fue que éramos amigos, DE OTRO NOVIO, porque nos metimos en otra celebración y lo peor fue que no pudimos cambiar de salón hasta que los novios no estuvieron sentados, porque entre brindis, músicas, saludos, pues cuando llegamos a la boda en la que estabamos invitados el primer plato ya se nos había pasado. Por cierto que la novia de nuestro amigo no nos gustó tanto como la otra novia.

María:

¡Jajaja!.. Madre mía solo de acordarme me entra la risa. Bueno esto fue en la boda de mi primo. Sus amigos le regalaron un power point con fotos de los novios cuando eran pequeños y luego de cómo se formó la relación. Al principio nos pareció una idea fantástica y súper bonita para los novios pero sus amigos metieron entre medias fotos subiditas de tono donde parecía que ellos eran los protagonistas, pero en realidad era todo mentira… Madre mía aquello fue la bomba. ¿Cual fue la anécdota? Jajaja… Mi abuela pasados unos meses seguía pensando que eran ellos de verdad. La verdad es que no entra en su cabeza que no lo fueran porque ella dice que vio muy bien las fotos y las caras. ¡Divertidísimo!

Vicenta:

Había ido con mis padres a una boda, yo tendría unos 10 años, cuando en el banquete me habían llevado algún plato que me estaba gustando mucho y en eso estaba ya que no recuerdo ningún detalle mas de la boda. Llegó el camarero a retirar el plato para proseguir con el siguiente y se produjo una lucha por plato entre el camarero y yo, él tirando por un lado, yo por el otro, ni el uno ni el otro soltaba. Finalmente alguien se dió cuenta y no se le ocurrió otra cosa que inmortalizar el momento con una fotografía. Y ahí está mi recuerdo que permanecerá en el tiempo gracias a esa foto. (Señores camareros, si un niño disfruta de un plato, no se lo arrebaten de manera tan cruel, dejen que acabe y lo disfrute)

Lupita Ferri:

Cuando me casé (por lo civil) mi hermana no pudo venir y pusimos un ordenador en la sala para que no se perdiera detalle del enlace, lo que nosotros no sabíamos es que se podía oir lo que ella decía en su casa. En un momento de silencio sepulcral se oye la voz de mi hermana diciendo: ¡Vaya vestido feo que se ha puesto la tía Paquita! por mi cara se dio cuenta de que lo habíamos oído todo!

Verónica:

Lo mas divertido que me ha sucedido en una boda, fue en la mia propia. Era una boda civil y nos tocó un juez de lo mas simpático y “tunero”. Tan pronto lo vimos aparecer por la puerta, todo sonriente y con su “túnica” nos echamos a reir, tanto mi marido como yo, mientras coméntabamos que solo le faltaba la guitarra. Después, empezó a hablar con un tono de lo mas divertido y cuando estaba preguntándole a mi marido si quería casarse, va y le suena su móvil, en el que tiene por música: “A quién le importa lo que yo diga, a quién le importa lo que yo haga, yo soy así y así seguiré, NO LO COGERÉ….”, por encima con el volumen al máximo, con lo cual todos los presentes nos empezamos a reír, incluida yo que me dio un ataque de risa y ya no pude parar en todo el resto de la ceremonia…

¡Muy pronto contactaremos con vosotros para haceros llegar vuestro merecido premio!

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por
Hay 6 comentarios para este artículo
  1. Vicenta en 9:19 am

    Muchas gracias,,,,,,,,,,,,,,,

    He ganado uno, y estoy encantada y muy agradecida, me había enamorado de ese bolso.
    Ahora cada vez que recuerde lo que me ocurrió en esa boda, al menos lo podré poner en relación con vosotros.

    Repito. Un Millón de gracias.

    • Primeriti en 3:33 pm

      Hola María,

      estamos intentando contactar contigo para hacerte llegar tu regalo, pero tu email nos da error. ¿Podrías facilitarnos otro correo electrónico en el que podamos contactarte? ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *