Entrenamiento funcional, la manera de optimizar tu cuerpo

Entrenamiento funcional, la manera de optimizar tu cuerpo

Si te gusta hacer deporte y estás buscando un tipo de entrenamiento distinto al que sueles realizar, o si, simplemente, te apetece comenzar a hacer deporte y estás buscando ideas, puede gustarte el entrenamiento funcional. Al igual que ocurre con la calistenia en casa, el entrenamiento funcional es bastante efectivo, y te gustará porque te sentirás mejor contigo mismo, mejorando tu salud.

¿Qué es entrenamiento funcional?

Ahora, ha llegado el momento de que hablemos sobre qué es el entrenamiento funcional. Este tipo de entrenamiento es muy efectivo pues los ejercicios son adaptados para las personas que lo practican. La finalidad de este tipo de entrenamiento es mejorar la calidad de vida de las personas que lo realizan.

Con este tipo de entrenamiento se trabajan todos los músculos y todas las articulaciones, por lo que se desarrolla todo el cuerpo, y no solo una zona por ejercicio, como con los entrenamientos convencionales.

Beneficios entrenamiento funcional

En entrenamiento funcional presenta varios beneficios si lo comparamos con entrenamientos convencionales. Estos beneficios son los siguientes:

  • Mejora la agilidad y la flexibilidad. Con este tipo de entrenamiento se trabajan todos los músculos y articulaciones, por lo que mejora la movilidad general. Realizando entrenamiento funcional te sentirás mucho más ágil y aumentaras tanto la resistencia, como la capacidad de movimiento.
  • Trabaja todos los músculos. En algunos entrenamientos solo se trabajan los músculos principales, mientras que en el entrenamiento funcional también se trabajan los músculos secundarios y adyacentes.
  • Mejora la postura. Al trabajar con intensidad la zona media, se fortalece la musculatura de la espalda y del abdomen, por lo que se corrigen desequilibrios musculares, mejorando la postura.
  • Ayuda a perder peso. Estos entrenamientos son cortos, pero efectivos. Esto hace que el gasto calórico sea importante, favoreciendo la disminución de la grasa.
  • Es ameno. Es un tipo de entrenamiento muy divertido, pues se utilizan distintos materiales, lo que hace que los movimientos sean más entretenidos.
  • Sirve para sociabilizar. Con el entrenamiento funcional también puedes hacer amigos, ya que las sesiones son normalmente, realizadas en grupo.
  • Tu salud mejorará. Fortalecerás tu cuerpo corrigiendo las malas posturas, por lo que se reducirán las lesiones.
  • Serás más feliz. Realizando este entrenamiento te sentirás mejor contigo mismo pues al ser un deporte divertido e intenso se genera endorfinas y se relajan tensiones.

Ejercicios entrenamiento funcional

Como ya hemos mencionado antes, con el entrenamiento funcional no se trabaja un grupo de músculos en concreto, sino que se busca trabajar todo el cuerpo en conjunto, por lo que las rutinas de entrenamientos funcionales te servirán para ganar resistencia, movilidad y velocidad. Además, tonificarás todo tu cuerpo de una vez.

Este tipo de entrenamiento tiene una gran ventaja, pues no es necesario que lo realices en un gimnasio, sino que puedes realizarlo en tu casa, o incluso, en exteriores, para aprovechar el buen clima.

Algunos ejemplos de ejercicios que puedes realizar en un entrenamiento funcional son los siguientes: flexiones, abdominales, saltos simples de comba, saltos dobles de comba, sentadillas, correr, andar flexionando la rodilla tocando el suelo, andar haciendo el pino, etc.

 

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *