Cómo conseguir una silueta a prueba de alfombras rojas

Cómo conseguir una silueta a prueba de alfombras rojas

Es normal que durante el invierno nos relajemos un poco en lo que a dieta y ejercicio se refiere, pero a medida que el buen tiempo hace que las faldas se acorten y relega al armario los leggings y medias tupidas, nos entran las prisas por recuperar lo antes posible una silueta estilizada. A todo esto hay que sumar también la llegada de la temporada de bodas y comuniones, que nos obligan a enfundarnos en vestidos de fiesta antes de que hayamos podido completar nuestra operación bikini primaveral.

En esos casos es inevitable poner los ojos en muchas de nuestras celebrities favoritas, que un día son pilladas in fraganti por los paparazzi con un look informal que deja en evidencia los abusos del photoshop y al día siguiente posan sobre la alfombra roja con una silueta que parece modelada a golpe de bisturí. 

Silueta de celebrity 01

Y aunque puede que en muchos casos la cirugía sea la responsable de los cambios de silueta de muchas actrices y modelos, en otros muchos se trata de un secreto de belleza al alcance del resto de mortales, aunque no tengamos el sueldo plagado de ceros de una estrella de Hollywood.

Silueta de celebrity  02

Probablemente a estas alturas ya hayas intuido que este secreto tan bien guardado que permite a las celebrities presumir de una esbelta figura en un tiempo récord no es otro que la elección de la ropa interior adecuada.

Bodyeffect en Primeriti 02

Lejos quedan ya las fajas antiestéticas y los corsés de incómodas y rígidas ballenas. Las prendas reductoras se funden con el cuerpo como si se tratara de una segunda piel, sin costuras delatoras y confeccionadas en tejidos que transpiran y nos aseguran una máxima comodidad.

Bodyeffect en Primeriti 01

¿Buscas la ropa interior perfecta para ese vestido de fiesta para esa ocasión tan especial, o simplemente para tu día a día? ¡En ese caso no te pierdas esta semana nuestra campaña de Bodyeffect by Intimidea!

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *