Las bufandas sin las que no podrás vivir

Las bufandas sin las que no podrás vivir

Hay prendas y accesorios que más que una tendencia son una necesidad cuando aprieta el frío. Las bufandas son el mejor ejemplo, el talismán al que recurrimos cuando necesitamos un extra de abrigo. Y esta temporada combinan ambas facetas porque están más de moda que nunca y cada día descubrimos nuevos tejidos, nuevas siluetas y nuevas formas de colocarlas alrededor del cuello que hoy queremos compartir contigo. ¡Sigue leyendo para sacar el máximo partido a tus bufandas y explotar la creatividad de tu armario! 

Y además, para seguir creando combinaciones diversas con una sola prenda, te recomendamos revisar este artículo en el que os proponemos 5 looks con camisa blanca oversize

Tipos de tejidos y formas

Una de las cosas en las que debes fijarte antes de adquirir una bufanda es en el tejido y la forma que te gustaría que tuviera, que depende siempre del momento del año en el que nos encontremos y del resto de prendas que formen el look que vamos a construir. Los más comunes son: 

  • Lana: la ideal en los momentos más invernales
  • Algodón: más ligero y transpirable,es ideal para climas estaciones como la primavera o el otoño o en días de viento sin excesivo frío en los que solo queremos proteger la garganta. 
  • Seda: mucho más ligera y elegante, perfecta para llevar estilo fular
  • Cashmere: es el tejido premium por excelencia, muy suave y cálido. 

Y en cuanto a formas, puedes encontrar: 

  • Rectangulares: la forma clásica, puedes usarla enrollada alrededor del cuello o colgando hacia adelante.
  • Triangular: con un extremo más largo que los otros dos, puedes atarla alrededor del cuello con los extremos colgando hacia adelante.
  • Cuadrada: puedes doblarla en forma de triángulo y luego atarla alrededor del cuello.
  • Con capucha: aún más abrigadas y te protegen del frío y la lluvia. 
  • Bufandas de Pashmina: más largas y anchas, hechas de fibras de pashmina.

Cómo se llevan las maxi bufandas

¡Pasemos a la parte práctica! ¿Cómo colocar tu bufanda para que tus looks cuenten con un plus de estilo? Nuestras formas favoritas son: 

  • Envolver:  Deja la bufanda completamente desplegada y envuelvela alrededor de tu cuello varias veces para un look cálido y acogedor.
  • Convertirla en una bufanda infinita: si tienes una maxi bufanda en forma rectangular, puedes convertirla en una bufanda infinita al unir los extremos y llevarla como un bucle alrededor del cuello.
  • Bufanda con capa, al estilo balaclava: coloca la bufanda alrededor de tus hombros como si fuera una capa y deja que los extremos cuelguen hacia adelante o a un lado.
  • Bufanda suelta, tipo fular: coloca la bufanda suelta alrededor de tu cuello sin darle muchas vueltas y deja que los extremos caigan naturalmente hacia adelante.
  • Con nudo: coloca la bufanda un poco floja alrededor de tu cuello, haz un nudo suelto en un lado para un toque elegante.
  • Atada con cinturón para resaltar la cintura
  • Como chal para ocasiones más formales. 

Al fin y al cabo, lo que importa es que te diviertas con la moda y que saques el máximo partido posible a las prendas y accesorios de tu vestidor para aprender poco a poco a consumir de forma más responsable y a explotar todas las posibilidades de aquello que adquirimos. Si además quieres hacerlo al mejor precio, ¡no te pierdas las campañas que cada día publicamos en Primeriti

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *