Trend alert: ¡descubre las claves del estilo sporty chic!

Trend alert: ¡descubre las claves del estilo sporty chic!

Después de tanto tiempo demonizando lo del chándal con tacones, arreglá pero informal, y ponerlo como ejemplo de lo que jamás se debe hacer si queremos ser considerados personas con cierto estilo, ahora llega el sporty chic dispuestos a llevarnos la contraria. A estas alturas es más que probable que hayas oído hablar bastante de este estilo deportivo pero chic que juega a mezclar de forma maestra prendas dispares que incluso pueden parecer antagónicas, como una sudadera con capucha y una falda lápiz, y que se perfila como una de las tendencias estrella para esta temporada de primavera-verano 2014.

Sporty chic

Realmente el sporty chic no es una novedad en el sentido estricto de la palabra, sino más bien una corriente que se ha ido introduciendo de forma gradual en nuestro día a día, y cuyo punto de partida podríamos situar en la aparición hace varias temporadas de las sneakers con plataforma que conjugaban la comodidad de las zapatillas de deporte con la altura de los zapatos de tacón.

Después llegó la pasión por el running, las aplicaciones móviles para rastrear nuestras carreras y las conversaciones donde términos como pronadores y supinadores eran tema frecuente de discusión. Zapatillas de deporte en colores llamativos se convirtieron en la alternativa predilecta a los zapatos de salón para los looks de oficina, y en las pasarelas este culto al espíritu deportivo se tradujo en diseños creados con materiales quizá algo sorprendentes en un principio, como el neopreno.

Sporty chic

Si tuviéramos que elegir una sola prenda como la más emblemática de esta tendencia sería sin lugar a dudas la sudadera, con o sin capucha, seguida muy de cerca de la cazadora de tipo beisbolera. Pocos diseñadores han podido resistirse a la tentación de incluirla en sus desfiles, en ocasiones mezclada con shorts de tipo boxer o incluso con faldas vaporosas. Tanto con las sudaderas de silueta muy estructurada, como con las de tipo cropped o las que juegan con las transparencias, la clave para acertar está en dar con la combinación acertada de volúmenes, de estilos y de tejidos.

Para sumarte con éxito a esta tendencia lo primero que tienes que tener claro es que no debe de haber sporty sin chic. O lo que es lo mismo, que no todo vale. No se trata de ir a trabajar vestida como si acabaras de salir de una sesión de pesas en el gimnasio, sino de mezclar en tu look la cantidad justa de elementos de inspiración deportiva con prendas y accesorios algo más formales.

Sporty chic

Si quieres apostar sobre seguro prueba a combinar una ajustada falda lápiz con una sudadera estructurada de volúmenes casi arquitectónicos, o mezcla unos pantalones pitillo con un top y una beisbolera confeccionada en materiales glam como el satén o la gasa de seda. Puedes valerte también de accesorios sofisticados como un maxi collar de pedrería para darle el toque distintivo a tu sudadera favorita.

Y si prefieres no arriesgarte demasiado no olvides que a veces basta un detalle, un accesorio como una mochila o una gorra, para dar el toque especial a tu look habitual.

Sporty chic

¿Qué te parece el estilo sporty chic? ¿Te apuntas?

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por
Hay un comentario para este artículo
  1. Pingback: Cómo combinar una sudadera sporty chic | BPrimeriti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *