Tu estilista: pantalón pijama en otoño

Tu estilista: pantalón pijama en otoño

Ayer te contábamos en BPrimeriti que después de todo un verano siendo una de las prendas favoritas, los pantalones pijama se resistían a abandonar nuestros armarios y se habían propuesto acompañarnos durante el próximo otoño-invierno, no solo en nuestros looks más casuales sino incluso en los más formales, perfectos para ir a trabajar. Hoy en nuestra sección de estilismo queremos darte las claves para que sigas sacando partido a estos pantalones tan cómodos y chic estos días en los que las temperaturas de los termómetros empiezan a descender.

Como protagonista de nuestro look hemos elegido este pantalón de Elogy con estampado de piel de serpiente en color gris que ya te mostramos ayer. El propósito a la hora de crear el estilismo era encontrar un look cómodo, juvenil y muy urbanita al mismo tiempo con el que poder resistir al ajetreo propio de los primeros días de trabajo después de las vacaciones.

Tu estilista pantalon pijama invierno

Para que el frío no te pille por sorpresa combina tu pantalón pijama con un suéter de cachemira de manga tres cuartos en color crudo. Que los tacones no te hagan bajar el ritmo: mejor opta por unas zapatillas plateadas como las que nosotros te proponemos de Guess.

Para que la combinación no quede demasiado monocromática hemos aportado una buena dosis de color con un llamativo portadocumentos en color rojo con efecto de piel de cocodrilo de El Potro. Si te gusta no dejes pasar la oportunidad de hacerte con él: ¡puedes conseguirlo esta semana en nuestra web por solo 29 euros!

Réstale aire deportivo al look añadiendo un maxi collar plateado y apostando por un rojo intenso para los labios.

Si el código de vestimenta es muy formal en tu empresa solo tendrás que cambiar las zapatillas de Guess por unos mocasines o unas bailarinas plateadas y tendrás un resultado igual de cómodo pero más elegante.

¿Qué te parece nuestra propuesta? ¿Te animas a sacar el pijama a la calle este otoño?

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *