Videoblog: Look de oficina y concurso Jesús del Pozo

Videoblog: Look de oficina y concurso Jesús del Pozo

Hoy en nuestro videoblog hacemos un repaso a todas las novedades con las que hemos empezado la temporada, como nuestro cambio de imagen, o la venta especial de Jesús del Pozo con la que queríamos dar la bienvenida al otoño. Y precisamente usando una original chaqueta de tweed de Jesús del Pozo hemos creado un look femenino y elegante, perfecto para ir a la oficina, siempre en la línea de  aquellos consejos que os dimos sobre cómo ir vestido a una entrevista de trabajo.

En esta semana tan especial, en la que se presentará en Cibeles Madrid Fashion Week la última colección salida de las manos del diseñador, queremos regalar seis bolsos de mano como este de la firma Jesús del Pozo, perfectos para tus looks más elegantes.

Participar es muy sencillo, aunque tendrás que echar un vistazo a nuestro vídeo para conocer los detalles del concurso. ¡No esperes más y participa!


 

Consulta aquí las bases legales del concurso.

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por
Hay 74 comentarios para este artículo
  1. LOCA POR TU ROPA en 2:48 pm

    ¡¡Me encanta el bolso!!
    Que qué es lo más divertido que me ha pasado en una boda?? Lo más divertido ahora, pero en aquel momento pensé «tierra trágame»:
    Fui a una boda de acompañante y al llegar a la entrada de la iglesia estaba el novio esperando en la puerta con un amigo, con los nervios no escuché bien a mi acompañante ni me fijé demasiado y di la futura enhorabuena ¡¡al que no era el novio!! sino al amigo… :S
    Muchísimas gracias por el concurso!!
    Un besito,
    Sandra.

  2. MissTrapitos en 3:24 pm

    Más que en la boda fue unas horas antes… Durante los preparativos de la mañana. La novia era yo y, cuando me disponía a vestirme, aparecieron dos de mis mejores amigos bajo mi balcón, calados de agua hasta los huesos (ni os imagináis lo que me llovió) a rondarme. Pasé la mañana más divertida de mi vida. Y se me fueron todos los nervios!! Desayunamos juntos después de la serenata y de alguna voz que otra de los vecinos… :S

    Otra anécdota graciosa… Por si la anterior no vale, ya que no fue en la boda en sí… Unos amigos del que hoy es mi marido vinieron desde Valencia. Os podéis hacer una idea de la traca que nos pusieron… Hasta masclés oficiales!! Cuando salimos de la iglesia y empezaron a explotar, la gente, que no se lo esperaba, se tapaba los oídos y se agachaba. Salen así en rodas las fotos!! Se llevaron un susto… Además, tuvieron que cerrar las puertas de la iglesia de la humareda que se montó!!

    Por cierto, yo soy de las que siempre confía en Jesús del Pozo para las bodas. Así a bote pronto, me vienen a la cabeza 5 vestidos suyos colgados de mi armario y… la chaqueta de punto que se ve a la derecha del video, ¡la tengo! 🙂
    A ver si hay suerte y me toca el bolso…

  3. eva turrero busto en 3:30 pm

    Muchas gracias por el concurso , el bolso es una PASADAAAA!!!! increible para cualquier outfit el mes que viene me voy de vacaciones asi que si tengo la suerte que me toco le doy una vueltecilla por Brasil ejjeje

    Lo mas divertido que me ha pasado en la boda es que fui de acompañante de una amiga porque no le apetecia ir sola y claro no sabia muy bien quienes eran los novios hasta que vi a un chico con el que habia tenido un rollo hace tiempo , y claro como guardaba muy buen recuerdo le di un caluroso beso hasta que mi amiga de manera discreta (lo que vienen a ser pataditas y codazos))) me dijo que era el novio aiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!! no sabia si reir o llorar jejeje , pero si es que el mundo es un pañuelo

    Muchas gracias y un besoteeee!!!!

  4. laura en 3:41 pm

    Cuando fui al servicio con mi mejor amiga (la novia) en mitad del banquete con su hermana y otras dos amigas a ayudarla para colocarle otro vestido mas comodo y a ponerle una liga que le habiamos comprado y de los nervios no nos dimos cuenta que con tanto trajín a la hermana se le habia enganchado en la parte trasera su vestido papel higienico. Nosotras no nos fijamos porque estabamos mas pendientes de la novia que de otra cosa, pero el camara oficial de la celebracion fue lo primero que enfoco cuando salimos del baño

  5. Nati Garcia en 3:51 pm

    Me encanta el bolso,es DIVINO….A ver si tengo suerte.
    Tengo varias anecdotas de bodas interesantes(no se si divertidas)aqui os las dejo:
    En la boda de una de mis compañeras de trabajo(no diré el nombre para no ofender)nos pusieron tan mala comida que nadie pudo cenar nada y finalmente terminamos con todas las reservas de gusanitos del pub donde terminamos la fiesta….Teniais que ver la cara del camarero cuando entramos 25 personas con nuestras mejores galas y empezamos a pasarnos los cuencos de «chuches»
    En otra boda de una amiga se guardaron las mejores mesas para los compañeros de trabajo del novio y a las amigas de la novia nos colocaron a todas en un rincon del salón:14 personas en una mesa de 8….uf….no os imaginais lo dificil que era comer sin manchar al de al lado o freirlo a codazos…..Pero luego para «vengarnos» acaparamos el centro de la pista y no dejamos bailar a ninguno de los compañeros del novio….creo que mi amia aún no nos ha perdonado….
    Bueno ahí queda….Tengo mas…os las contaré en otro ratito,Bsss

  6. Chus en 5:56 pm

    Me encanta el bolso !!!

    Mi anecdota divertida en una boda fue hace mucho tiempo cuando los autobronceadores todavía no estaban muy conseguidos, me di uno y no veais era pleno mes de julio con un calor insoportable yo parecia que estaba hecha de chocolate y me iba derritiendo por momentos, que verguenza por favorrr

  7. maria jose en 6:41 pm

    Ese bolso me queda bien con un vestido que tengo!!
    Bueno… pues la primera anécdota que recuerdo es en una boda de una amiga, todas las de la pandilla queríamos ser la más fantástica, original y única al enlace, así que cada una se compró el vestido sin decir nada a las demás (secreto de estado jejeje), pues nada… llegó el gran día, y en la ceremonia no se dieron cuenta ya que cada una estaba con su pareja y yo por motivos de trabajo fui directamente a la cena, pero cuando nos juntamos en el restaurante…¡ QUE FUERTE! dos de mis amigas llevaban el vestido exactamente igual y yo el mismo pero de diferente color, encima era un traje muy vistoso y claro… la gente se dio cuenta enseguida, lo pasamos fatal , y todo por querer sorprender a las demás. Lo de los vestidos iguales pasó por que cada una lo compró en tiendas diferentes pero casi con las mismas marcas, porque una misma tienda no suele vender el mismo vestido para la misma boda, normalmente te preguntan.
    Bueno pues ya esta… solo una cosita más, ahora vamos todas juntas a comprar los vestidos para bodas o nos enseñamos los vestidos. UN SALUDO

  8. Belén en 6:42 pm

    Precioso bolso e interesante vídeo.

    Mi anécdota más divertida de una boda es la de mi boda en sí. Una pareja de amigos, mi chico y yo, queríamos irnos los cuatro de viaje a Japón juntos, pero no conseguíamos que nos dieran las vacaciones a la vez, así que decidimos casarnos los cuatro el mismo día y «obligar» a nuestras empresas a darnos así las «vacaciones». No habíamos hablado hasta entonces de casarnos, surgió así de repente y mantuvimos la decisión hasta ejecutarla.

    No sólo la boda fue el mismo día para los cuatro, es que fue una «boda común»; en vez de casarnos de dos en dos por separado, nos casaron a los cuatro a la vez. Eso sí, cada una con su novio. Y es que el día que fuimos al Registro Civil a pedir fecha, mi amiga y yo nos pusimos nerviosas con los papeles y lo gestionamos de esa forma sin darnos cuenta. Así que el juez, el día de la boda todo el rato se equivocaba:

    -«Este expediente que vamos a tramitar… perdón, estos expedientes que vamos a tramitar…»

    Nos reímos un montón, y los fotógrafos del Registro Civil no sabían cómo hacer las fotos, si a todos, de dos en dos… ¡Un lío!

    Fin de la anécdota. ^_^

    ¡Suerte a todos!

  9. Maria Perez en 8:20 pm

    Qué bonito el bolso, mi anécdota fue justo antes de ir a la boda de mi mejor amiga, quería estar estupenda así que no escatimé y fui a la mejor peluquería del barrio a que me hicieran un peinado apropiado. Cuando salí se había levantado bastante aire así que fui rápidamente a casa a vestirme, cuando llegué un poco sofocada estaba en casa mi marido y no se le ocurre otra cosa que decirme: “menudos pelos, pero tú no ibas a ir a la peluquería?”, lo pude arreglar yo misma pero casi lo mato!

  10. Maria Aranzazu en 8:23 pm

    En mi boda, mi marido casi se casa él solo.
    A la hora de decir los votos, dije: Yo Jose, te tomo a tí…(igual que habia dicho él)
    Y el cura mi miró y dijo tu Jose??? y dije; Ah! nooo! que yo soy Arantxa.
    Para mi fue bastante vergonzoso pero a mis invitados les pareció muy gracioso.

  11. soraya en 9:10 pm

    Pues lo más divertido que me ha pasado en una boda, bueno, divertido para los demás, porque para mí mucho no fue!
    Iba de dama de honor, a la boda de mi hermana. Y llevábamos todas las damas un vestido corto, fabuloso, que llevaba una pequeña cola en la parte de atrás, a la altura de la cintura, y hasta el suelo, arrastrando un poquito. Éramos seis, y justo en la entrada, al ir caminando hacia el altar, a mí se me enganchó la cola en el suelo, en una especie de clavo que había. Y no había manera de desengancharlo! !Ya nos ves a todas las damas forcejeando, incluso se acercó el padrino,y nada, al final salió, pero vamos, la cola ya no lucía nada. Aunque ahora que lo pienso, podría haber sido mucho peor y romperseme el vestido o caerme o no sé, jaja.

    En fín, espero que os imaginaseis la situación, ya no sólo por ganar el bolso, sino para que os rieseis un rato. 🙂

  12. Sandra en 9:27 pm

    Quiero el bolso!!
    Mi anecdota es en la boda de unos amigos que la celebraron en un palacio de celebraciones y nos invitaron a mi marido y a mi a pasar la primera noche de casados, en una de las habitaciones de alli…y no tienen otra cosa que hacer despues de la fiesta, las copas…cuando nos vamos a dormir, que llamarnos para que fuesemos a su habitación a contar el dinero de los sobres que le habian regalado…… el novio con ganas de tener intimidad y ella con ganas de ver el capital que habia ganado esa noche…la verdad que nos reimos muchisimo!!!!

  13. Mari Fina en 5:24 am

    Fue en mi propia boda. Un amigo de mi ahora marido es florista y tuvo el detalle de regalarme un ramo precioso, una verdadera obra de arte. El caso es que con los nervios del día de la boda… Me lo olvidè en casa!!!! Nadie se dio cuenta . Pero al terminar la boda y mientras la familia y amigos nos rodeaban para saludarnos. Escuchè una voz que decìa:–Què novia tan original….no lleva nada en la mano.-
    Entonces caì en cuenta.No supe de quien fue el comentario pero parece que todos creyeron que habìa sido una «originalidad.»Menos mal que el amigo no había podido venir. Tiempo despues nos reunimos con él para darle las gracias y pedirle disculpas. Lo tomò con mucho humor.

  14. CAMELIA en 7:28 am

    ESTA ES LA MEJOR PARA MI HAHAHAHAHHAHHAHA.

  15. Jose Olmos en 8:34 am

    En la boda de una compañera de trabajo a la que acudí sólo, cuando los novios salieron de la iglesia yo estaba cerca del novio en el momento de tirar el arroz, de repente veo corriendo hacia mí a un grupo de chicas (llegaban tarde, claro) besándome y felicitándome, y yo claro, me dejé. Después les dije, chicas, que el novio está allí, y nos dio a todos un ataque de risa, lo que parecía una boda de compromiso acabó siendo divertidísima.

  16. María García en 9:06 am

    Era la boda de una amiga y salí tarde de trabajar, así que no me daba tiempo a ir a la peluquería, por lo que me compré una estupenda “tenacilla rizadora” y decidí arreglarme el pelo yo misma. Me lavé el pelo, me puse mascarilla, lo sequé a mano… todo iba de perlas hasta que empecé con la tenacilla, empecé bien por delante pero cuando llegué a la zona de atrás hice un giro inesperado de muñeca y zás!!! la tenacilla se quedó literalmente enredada con mi pelo, no me la podía quitar ni hacia arriba ni hacia abajo, se me quedó ahí plantada y parecía un tocado! Mi novio, que estaba abajo esperándome hacía un rato, tuvo que subir a casa, y a golpe de paciencia y algo de tijera pudo extirpármela, dejándome un bonito trasquilón que lucí como nadie en la boda. Ahora me río pero qué mal lo pasé!!!

  17. Lucía Olga en 9:13 am

    Era la boda de mi hermano y comimos toda la familia en casa de mis padres ya que el fotógrafo tenía que llegar pronto a hacer las fotos del novio, así que nos teníamos que arreglar allí. Después de comer nos empezamos a maquillar y a vestir cuando yo abro el portatrajes donde estaba mi vestido y sólo estaba la parte de arriba, la falda había desaparecido! busca que te busca no aparecía, mi marido bajando al coche, mi madre sacándome “modelitos” suyos a ver si me venían… un desastre, yo de los nervios me bajé a la calle a que me diera un poco el aire, y de paso volví al coche a ver si estaba allí. De repente miro en la carretera y veo en el suelo hecho un “bulto” del mismo color de mi falda, me acerco y allí estaba la pobre, hecha un “guiñapo” y los coches pasando a toda velocidad a centímetros de ella, me pongo a parar el tráfico, la rescato y subo a casa con un sofoco de escándalo pero feliz y contenta con mi falda.

  18. Eva Liarte González en 11:27 am

    Bueno, a mi me paso una cosa graciosa en una boda. Fuimos a una comida de trabajo en Navidad todos los compis de la empresa. Cuando llegamos yo vi que había mucha gente al lado nuestro, pero como yo soy tan despistada y además esto es causa de guasa entre mis conocidos…no caí en que pudiera ser una boda. En fin que me quede sin tabaco y fui a la barra a comprar. Cuando volví y justo cuando yo entraba empezó a sonar una música y todos me aplaudieron!!! Me asuste y cuando se me ocurrió( no sé porque) volver la cara ENTRABAN LOS NOVIOS detrás mía. Total que en ese momento estábamos en el centro del salón del restaurante delante yo y detrás los novios solos los tres. Mis compis se hartaron de reír y yo salí corriendo a mi silla muertaaaaaaaaa de la vergüenza. Os podéis imaginar, el cachondeo en el trabajo duró meses, no reímos un buen tiempo todos.

  19. Maria en 12:18 pm

    jajaj..madre mia solo de acordarme me entra la risa.bueno esto fué en la boda de mi primo.sus amigos le regalaron un power point con fotos de los novios cuando eran pequeños y luego de como se formó la relación.Al principio nos pareció una idea fantastica y super bonita para los novios pero sus amigos metieron entre medias fotos subiditas de tono donde parecia que ellos eran los protagonistas,pero en realidad era todo mentira…madre mia aquello fué la bomba.¿Cual fué la anecdota?jajaj mi abuela pasado unos meses seguía pensando que eran ellos de verdad,jajaj.la verdad es que no entra en su cabeza que no lo fueran porque ella dice que vió muy bien las fotos y las caras .jaja.Divertidiiiisimo!!

  20. alfonsina en 1:01 pm

    me encanta el bolso d mano color marrón el color me hace falta ese 🙂

  21. compradora compulsiva en 2:06 pm

    En la boda de mi hermana yo tuve el honor de ser la que le arreglaba el velo mientras estaba en el altar, yo orgullosísima en cuanto va a empezar la ceremonia subí a colocárselo y me dí cuenta de que !!!tenía la etiqueta puesta!!! qué hago??? se lo arranco?¿se lo dejo? opté por la segunda opción y cuando terminó la misa se la quité discretamente, así que no salió en ninguna de las fotos

  22. vanessa en 2:50 pm

    estaba en la boda de una amiga y la celebración fué en un complejoy el suelo era de cesped, yo me habia puesto unos taconazos de aguja con los que a penas si podia andar y claro el tacon siempre lo tenia clavado un par de centimetros en la tierra del cesped( imaginaos la incomodidad) mi marido hiba mas rapido y en un momento me vi tirada en el suelo y con los tacones clavados en el cesped, nos reimos un monton, bueno despues de que se me pasase la verguenza.

  23. maria rosa en 5:34 pm

    Cuando se casó mi hermana, salió de casa tan contenta diciendo, «que gusto, sin bolso y sin nada en las manos», y nadie caímos en la cuenta.
    Cuando al llegar a la iglesia el chico que grababa el vídeo le dice: ¿Y el ramo?
    Diossssssssss. Hubo que volver a toda prisa a buscarlo y no retrasar todo el lío que es una boda.
    En la mía me lo grabé a fuego para que no se me olvidara a mi! 😉

    Ah, y el bolso me encanta!!

  24. BELEN en 8:14 pm

    pues el 2 de julio en la mía, elegí un coche precioso, que tiene un amigo de mi padre, de los de colección, del año 1918, así que yo encantada, pero creo que me pasé de antiguo, que al salir de la iglesia, no íbamos a hacer las fotos, y se nos quedó tirado en mitad de una calle!!! nos tuvimos que ir a hacer las fotos en el coche del fotógrafo….

  25. Carmen en 8:22 pm

    En la boda de mi hermana, no se me ocurrió otra cosa que ir vestida de blanco y de largo.
    La anécdota es que todo el mundo me felicitó incluso los dueños del restaurante pensando que yo era la novia de la boda.
    Fuí novia en una boda que no era la mía

  26. yessica del amo sanchez en 9:17 pm

    Lo más divertido que me ha pasado en una boda es asistir a una sin estar invitada¡¡¡ mi novio recibió una invitación para él y su exnovia de una tia del pueblo, él no me lo dijo y fui a la boda como «maribel» no como Yéssica , al llegar allí los novios vinieron a saludar a Maribel yo cuando lo escuché me pille un cabreo… que a mi novio casi le dejo.

  27. Lupita Ferri en 9:41 pm

    es un bolso precioso, mi anécdota fue en la boda de mi hermano, él vive bastante lejos y la tarde antes de su boda nos fuimos toda mi famila en coche para allá, durante el viaje me dice mi padre,»ve poniendo las etiquetas a los puros » y abro la caja y leo las etiquetas y pone ENLACE CARLOS Y MACARENA
    y mi cuñada se llama MAGDALENA!!!
    papá qué has hecho???!!!
    imaginaos, ya no podiamos hacer nada de nada, así que tuvimos q dar los puros sin etiquetas,jejejeje, mi padre se lió con su nombre y se lo cambió…
    ahora todos estamos con el cahondeo a ver si para la mia se equivoca con el nombre del novio,jejeje

  28. Vicente Pablo en 9:46 pm

    Esta anécdota es sobre una boda en la que no iba de invitado, sino de ayudante de mi primo, que era fotógrafo, y cuando estaba estudiando le acompañaba para sacarme unas pelillas. En una boda a la que fuimos a trabajar los novios se empeñaron en que querían la sesión de foto en grupo, y como entre el convite y la ceremonia no había mucho tiempo decidimos hacer las fotos después de cenar en el jardín del salón de bodas, craso error! la gente iba animadísima después de inflarse de vino en la cena y de repente se empezaron a ver cuernos, posturas imposibles e incluso algún que otro calvo!!! al final las fotos quedaron bien pero tuvo que hacer el doble de fotos que en una sesión corriente.

  29. Noelia Maria en 11:26 pm

    Era la boda de una prima que se casaba por 2º vez, y se celebraba en un jardin al aire libre. El novio iba todo llamativo de naranja y la novia estaba sencilla pero muy guapa. Mi hermana, mi padre y yo conseguimos (a la carrera, y casi pegándonos codazos con las señoras que iban todas peripuestas) un asiento en uno de los bancos. El cura empezó a recitar la misa, y mientras tanto, mi hermana, que está en penúltimo curso de derecho y se emociona ella sola, se puso a hablar casi a la vez que el cura (y no es que hablara muy bajo) porque se sabía muchas frases y algunos preceptos legales. Yo pensaba: habla más bajo que se te oye más a ti que al cura…pero no me atrevía a decir nada, Los novios se dedicaron unas frases preciosas:El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso, jactancioso ni orgulloso.no se comporta con rudeza, no es egoista, no se enoja con facilidad..de repente aparecieron un monton de avispas que nos empezaron a rodear y a perseguir. Lo típico, el señor de delante decía: no os movais. La señora de la pamela roja empezó a ponerse histerica y a agitar los brazos para espantarlas, se levantó y salió corriendo, y como un castillo de naipes cayendo uno tras otro en cadena imparables, la histeria se contagió a todo el mundo y la gente empezó a gritar y a salir corriendo. Otra señora por parte del novio gritando: me ha picado la muy cabrita!! al final hasta el cura corría, gritando en la distancia: -Y yo os declaro marido y mujer, puedes besar a la novia! aquello fue un show!! tiempo despues sigo pensando que la boda fue preciosa 🙂 y el banquete quitó todos los males a los invitados…mejor dicho, el vino

  30. Rosa Marin en 6:00 am

    Lo más divertido que me ha ocurrido en una boda, fué cuando asistí a la boda de un amigo de mi marido, por aquel entonces mi novio. Cuando llegamos al convite, resulta que era un sitio con muchos apartados para distintas celebraciones. Como no conociamos a nadie salvo a los novios pues nos encontrabamos totalmente despistados. Resulta que en este sitio los invitados entran a los salones antes que los novios, a los que despues se les dá la bienvenida a su celebración de una manera muy especial. Nosotros nos metimos en el salon, nos acomodamos, y comenzamos a picar el aperitivo tan tranquilos, comentando con los demas asistentes que eramos amigos del novio…..pero lo chocante fué que eramos amigos, DE OTRO NOVIO, porque nos metimos en otra celebración y lo peor fué que no pudimos cambiar de salon hasta que los novios no estuvieron sentados porque entre brindis, musicas, saludos, pues cuando llegamos a la boda en la que estabamos invitados el primer plato yá se nos habia pasado.Por cierto que la novia de nuestro amigo no nos gustó tanto como la otra novia.

  31. Soraya López en 9:09 am

    Lo más anecdótico que me pasó en una boda fue que cuando entraba la novia la iglesia, guapísima, con una cola bastante larga, de repente se le enganchó en un banco, y ella se pensaba que se la había pisado un amigo que suele ser bastante bromista. Así que se giró y le miró con una cara de pocos amigos. Y el amigo diciendo: que yo no he sido de verdad! Cuando lo hemos vuelto a ver en el vídeo nos hemos reído mucho, aunque vamos, fue cosa de unos segundos.

  32. Ana Belén en 10:20 am

    Ya sabeis que cada zona de España tiene unos protocolos en cuanto a sí la novia entra antes, despues y esas cosas.
    Bueno pues yo acudí a una en la que todos los invitados y el novio esperabamos fuera de la iglesia la llegada de la novia. la novia llega, se baja y cuando vamos a ir entrando en niño que llevaba las alianzas las deja caer. por alguna extraña razón no iban sujetas con el lacito a la almohadilla.
    La novia que no se entera de nada entra y todos los demás fuera buscando las alianzas. Al final salió a buscarnos el cura, menuda cara de mala leche tenía la novia…

  33. Isa en 12:39 pm

    Aunque parezca increible, todavia no he estado en ninguna boda pero me gustaria participar igualmente.
    Gracias

  34. svarada en 2:34 pm

    Lo más divertido? Llegar a la iglesia por detrás de la novia… qué vergüenza!!! Todo el mundo mirando!

  35. Maria Angeles Diaz Peinado en 3:44 pm

    La primera vez que fuimos a una boda con mi hija Lucía, ella tenía 1 añito, fuimos con mis padres, mi marido, primos, etc, etc, era la boda de un primo, y había cóctel de bienvenida, cena, y baile, con sorpresa….. una traca que unos amigos valencianos de mi primo habían traído. Cuando aquello comenzó, mi hija salió corriendo, imaginaos el cuadro con un año, iba como loca medio tambaleándose, de un lado para otro, y toda la familia corriendo entre los invitados para cogerla, ella chillaba y lloraba asustada por el ruido y el estruendo…. cuando la conseguimos coger, estaba histérica, y sólo mi madre pudo calmarla, pero tardó muchooooo. Hasta la tantas de la mañana no conseguí que conciliara el sueño, y es que se llevó el susto de su vida.

  36. Teresita en 4:15 pm

    Se casaba mi hermana pequeña. Estaba la iglesia llena, no cabía un alfiler. Había venido toda la familia y amigos, así que prometía ser un acontecimiento inolvidable. Llegó el momento de la ceremonia. El novio esperaba a la novia en el altar y ella asomaba preciosa con mi padre del brazo. Iban avanzando por el pasillo y, de repente, por megafonía, se oyó: ¡Olé las novias guapas! Era el sacerdote hablando por el micrófono. En ese momento ya nos dimos cuenta de que algo raro pasaba y empezaron las risitas. Durante toda la boda hubo «pildoritas» que hacían que todos nos partiéramos de risa, sin saber muy bien qué le pasaba ese día a D. Alfonso, el cura de toda la vida, con el que habíamos recibido mis hermanas y yo la Primera Comunión. Cuando acabó la ceremonia nos acercamos a él para ver si se encontraba bien. Nos dijo que estaba algo mareadillo, pero que muy bien, que se encontraba muy a gusto. Que le había sentado de maravilla la Coca-Cola que se había tomado antes de celebrar la boda. Resulta que no era una Coca-Cola, si no un «cubata» que se había preparado el del organillo para calmar los nervios, ya que era su debut. Tenía tanta sed que se lo bebió de un trago. La verdad es que tenía un puntillo graciosísimo. Nunca se nos olvidará aquel día.

  37. cofete en 6:42 pm

    Fuí a la boda de una compañera de trabajo,también estaba invitado el ex novio de mi compañera,como la boda era en una finca a 70k de donde vivimos la mayoría de los invitados, también nos quedábamos todos a dormir,por la noche tenía yo unas copas y acabé en la cama con el ex de mi compañera,pero eso no es lo malo,todos los invitados se enteraron ya que tenía que pasar a mi habitación por donde estaba la mayoría desayunando ya con otra ropa y yo iba con la ropa de la boda,eso no es todo,no me enteré de nada de lo que hice o pasó esa noche por la moña que tenía y además bomité,que corte me dió pasar la noche con el ex de la novia y además ni me enteré de la que llevaba encima,con bomitona incluida,que fuerte,nunca me había pasado esto,pero esque yo no suelo beber.

  38. Inma Guerrero en 7:38 pm

    En una de las ultimas bodas que estuve, lo más gracioso de todo fue que el sacerdote se equivoco y confundio al padrino con el novio y a la madrina con la novia, y empezo a casarlos; los novios habian decidido ir de calle y sentarse juntos a un lado y los padrinos juntos al otro y el sacerdote por no preguntar se dirigio a los padrinos en lugar de a los recien casados.

  39. laura n.p en 7:55 pm

    Llega mi flamante coche a la puerta de mi casa despues de dejar a mi maridin en la iglesia, conducia mi cuñado y el coche se bloquea, todo bien hasta que llegamos a la iglesia, se baja mi padre y llega a mi lado, le pega tiron a la puerta y no se abre, entonces nos acordamos de q se bloquea, mi cuñado y yo a la vez apretamos el boton para desbloquearlo, pero mi padre le tiraba a la vez, total q despues de tres o cuatro veces de intento ¡al final le di yo a la manivela desde dentro !jeje, fuera todo el mundo estaba riendose, aun me acuerdo y me rio yo sola…

  40. Pilar en 8:10 pm

    Mientras comiamos nos quitaron las cuatro ruedas del cohe de los novios.

  41. Richard Osman en 11:32 pm

    Pues lo más divertido fue sobrevivir y no haberme matado en la boda de unos amigos, cuando caí en una zanje enorme, me llené de barro desde los pies hasta las cejas, me tuve que duchar con ropa de lo embarrado que estaba … p’haberme matado, pero hay que mirar el lado divertido, que volvía a nacer ese día !!!

  42. Angélica en 7:02 am

    Se olvidaron de los anillos d eboda y tuvieron que casarse con los de los respectivos padres

  43. Diego en 7:02 am

    Me encontré un billete de 100 euros debajo de la silla.

  44. sarahgarcia en 7:05 am

    Me gustaría participar en sorteo !!!
    Bueno era mi primera boda en España y no sabía qué había «juegos» por partes de las amigas de la novia y tb de los novios, llegó el momento que pedían monedas, y mi pareja se había ausentado y cuando me pidieron a mí les dije que no tenía nada, la verdad es que sólo tenía un billete de 50 euros, y no parecía normal da un billete para un juego, bueno quedó un clima un poco tenso en la mesa, como que yo fuera una antisocial …. así que desde entonces llevo unas cuantas monedas y billetes pequeños a las bodas que me invitan ….
    un saludo y gracias por el sorteo

  45. LUCIANO R.T. en 2:41 pm

    Me encontre al novio en el servicio de chicos comiendole el morro a un amigo suyo de los de toda la vida, despues nos enteramos que dejo a la mujer para irse con su amigo de toda la vida a vivir juntos, se casaba con la chica para aparentar y por el que diran en el pueblo.

  46. Francisca en 6:09 pm

    El momento mas divertido de la boda fue justo despues del banquete, había un grupo de música tocando para animar la fiesta y mi padre, de 76 años se puso unas gafas de sol todo sexy al estilo «gansgster» y montó tal espectáculo que todos los invitados empezaron a rodearle en círculo y bailó hasta lo imbailable: pop, rock, paquito chocolatero, un tango él solo. Quitó protagonismo a la novia! Y nos dejó a los jóvenes con la boca abierta y un poco a la altura del betún, no había quien le siguiera el ritmo. Fue sin duda el mas animado de la boda. Tenemos momentos de él grabados en video, jajaj

  47. sandra en 6:19 pm

    Pues lo más «divertido» y de «tierra trágame» que me ha pasado fue haber llevado enganchado en la cremallera del vestido un sujetador, que no sé cómo ni porqué llego allí. Sólo sé que me vestí con mucha prisa tras salir de la peluquería porque ya era tarde y que cuando llegué a la iglesia y me senté hoy murmullos y risas hasta que la persona que estaba sentada detrás mía me dijo «llevas un sujetador enganchado al vestido», y no era precisamente el más bonito de los que tengo en la cómoda…sino todo lo contrario…

  48. Sarimar en 7:07 pm

    Pues yo tuve la «suerte» de ir al baño y quedarme encerrada toda la noche allí cuando además acababa de conocer a un chico e iba a bailar con él… mi gozo en un pozo.

  49. Lupita Ferri en 9:46 pm

    Cuando me casé (por lo civil) mi hermana no pudo venir y pusimos un ordenador en la sala para que no se perdiera detalle del enlace, lo que nosotros no sabíamos es que se podía oir lo que ella decía en su casa. En un momento de silencio sepulcral se oye la voz de mi hermana diciendo: ¡Vaya vestido feo que se ha puesto la tía Paquita! por mi cara se dio cuenta de que lo habíamos oído todo!

  50. Lucia Olmos en 9:56 pm

    Era el día se casaba mi mejor amiga y horas antes me puse a depilarme el bigote. Me lo dejé más tiempo de la cuenta y me quemé toda la piel, no era doloroso, pero sí que se veía super rojo y con unas manchas horribles.
    Porque la que se casaba era mi amiga del alma, sino no voy a la boda, pues fui el hazme reír de todos los invitados, por no hablar ya de cómo salí en las fotos…

  51. Carmen en 8:57 am

    Hola,
    se casaba una prima mia y hacia unas semanas preparaba la ropa con toda la ilusion del mundo, buscaba sus complementos. Era en verano y queria algo fresco y elegante. compre un conjunto escotadito. El día antes de la boda empecé a ver que me salian unas manchas en la cara y por todo el cuerpo que me producian fuertes picores. yo tenía 23 años por entonces. Jamas pensé que con esa edad pudiera haber pillado la varicela,,, y eso era. el día de la boda, la ropa que con tanta ilusion había elegido, pasó desapercibida ya que la protagonista de la misma fueron esas horribles marcas que me producía la varicela. Para mi, ahora visto desde lejos me hace gracia, pero ese día lo viví como una pesadilla. Lo curioso es que los invitados que iban con niños, dejaban que se me acercasen para que pillaran el virus de pequeños y que no les ocurriese como a mi, que me pasó ya con esa edad.

  52. Vicenta en 9:06 am

    Había ido con mis padres a una boda, yo tendría unos 10 años, cuando en el banquete me habrían llevado algun plato que me estaba gustando mucho y en eso estaba ya que no recuerdo ningun detalle mas de la boda. Llegó el camarero a retirar el plato para proseguir con el siguiente y se produjo una lucha por plato entre el camarero y yo, él tirando por un lado, yo por el otro, ni el uno ni el otro soltaba. Finalmente alguien se dió cuenta y no se le ocurrió otra cosa que inmortalizar el momento con una fotografía. Y ahí está mi recuerdo que permanecerá en el tiempo gracias a esa foto. (Señores camareros, si un niño disfruta de un plato, no se lo arrebaten de manera tan cruel, dejen que acabe y lo disfrute)

  53. carmen en 12:26 pm

    No hay nada más bonito que ir a un enlace matrimonial, ya sea civil o en cualquiera de las manifestaciones religiosas en que se celebre. Todos ese día procuramos ponernos guapos, elegantes e intentamos lucir nuestra mejor sonrisa. Hace algunos años fuí invitada a una boda de una amiga. Me dijeron que sería una boda sencilla, sin demasiados invitados, y que después de la misa, se haría una fiesta en una casa a las afueras de la ciudad, propiedad de la familia del novio, (al cual todavía no conocía). Llegó el día, y efectivamente no había demasiadas personas al enlace. al terminar la misa,me dijeron las señas del lugar del convite. La verdad es que me pareció lejos, pero, decidí acudir, no tenía nada mejor que hacer. Dicho y hecho, acudí. Nada más llegar al lugar (una casa de campo vieja pero inmensa) tenía que ir al baño. Quien me hubiera dicho a mi, que en ese baño pasaría las 4 horas, más angustiosas, cansadas de mi vida. Nada más entrar y cerrar la puerta, esta se quedó encajada y no la podía abrir. A pesar de pedir ayuda, no se me oía, debido a la distancia que había con el lugar de la celebración. Finalmente alguien se dió cuenta y desde fuera como si nada me abrió la puerta. Me tocó aguantar las carcajadas de los invitados y las burlas de las personas que estaban presentes. Me fuí a casa con el convencimiento de que jamás iré al baño sóla cuando me inviten a una boda en una casa que no conozco.

  54. historia en 1:25 pm

    En la boda de un amigo, el tio del novio y una supuesta novia del hermano del novio se dedicaron a partir de las 4 de la madrugada y borrachos como cubas a lanzarse cubatas por encima. Con lo grandes que estan, paracian dos cerditos ebrios.

  55. starchild en 6:03 pm

    El bolso es sencillo y elegante a mas no poder.

    Bueno como a todos/as a mi tambien me ocurrio algo que pense tierra tragame, aguantando el bebe de mi amiga este me vomitó encima, se lo cogi en brazos por que iba a picotear algo de esas bandejas que pasan en esos eventos, el vestido era rojo con bordados de color beige, el crio me puso de grana y oro.

    Ya os imaginareis la situacion y el contexto…….

  56. WARRIOR en 6:14 pm

    En la boda de mi hermana, el disc jockey puso, a continuacion del valls, la melodia del show de Benny hill. Hasta los abueletes de setenta años currian de un lado a otro de la pista, mientras los niños, que no conocian esa musica, miraban atonitos.

  57. Laura en 6:41 pm

    Una anécdota graciosa que me ocurrió fue en la boda de mi hermana. Mi otra hermana y yo íbamos con el mismo vestido como damas de honor y en nuestro papel entramos detrás de la novia poniéndole bien la cola y cuando llegamos al altar íbamos a sentarnos en algún hueco de los bancos delanteros hasta que el cura ni corto ni perezoso al vernos a las damas de honor se le ocurrió que nos subiéramos al altar con él y nos tuvo toda la ceremonia ahí que parecíamos las dos azafatas de un programa de televisión :p

  58. elena en 7:10 pm

    en mi propia boda !!!:
    queríamos algo sencillo, sin muchos preparativos, asi que comimos en un asador pequeñito cerca de casa, cuando terminó la comida pensamos en ir a algún sitio a tomar algo y recorrimos con tooooda la comitiva tres o cuatro bares para tomar unos cafés…como no había sitio para tanta gente nos volvíamos a buscar otro bar donde cupieramos todos….¡¡¡¡no os imaginais la cara que ponían en los bares al vernos entrar con el traje de novia pidiendo sitio para tantas personas!!!!
    Fue muy, muy divertido

  59. elenash en 7:14 pm

    El dia de mi boda quería un peinado sencillo y las pruebas que me hacían me parecían demasiado…. así que el día de la boda me presenté en la peluquería y pedí un recogido sencillo…. cuando la peluquera estaba terminando me pregunto si iba a una boda y le contesté que sí,…¡que a la mía!.
    casi le da un ataque, quería deshacerme el recogido y hacerme otro, pero yo me negué porque el que me hizo era tan natural y favorecedor…¡que me encantaba!

  60. Marta en 9:02 pm

    Aún me río cuando lo recuerdo….jajaja

    Se casaba una prima mía en Madrid. la boda era por la tarde. Yo esa mañana trabajaba, y aun que podía pedir el día no lo hice ya que, según creía, me daba tiempo de sobra a ir a trabajar, volver a casa, ponerme divina e ir a la boda ya que el lugar donde se realizaba la ceremonia, una complejo donde tienen espacios para diferentes bodas civiles, estaba muy cerca de mi casa.

    El caso es que con el tiempo muy pillado salí de casa, llamé a mis padres para avisar que ya llegaba y me informaron que ya estaban entrando. Aparqué y medio corriendo intentando llegar con los pelos en su sitio y sin tropezarme con la cola del vestido entré y me senté en la fila de atrás, todo l mundo estaba ya colocado y me dio palo atravesar todo el recinto. Empezó a sonar la música y entró el novio con su madre, el supuesto novio de mi prima que resultó no serlo ya que me metí en la ceremonia equivocada!! Pnesando que aún llegaría a tiempo de ver a mi prima vestida de blanco salí de nuevo corriendo del sitio intentando llamar la atención lo menos posible ya que todo el mundo estaba mirando hacia la parte de atrás esperando ver entrar a la novia…el caso que al salir me llevé por delante a una niña pequeña…una damita que iba con su vestido blanco y una cestita con flores…la niña se quedó sentada ene l suelo mirándome y yo pensnado ¡que no rompa a llorar!…pero ya se sabe como son los niños…su llanto resonó en toda la sala y los asistentes, que no llegaron a ver el choque ya que fue tras la puerta principal rimpieron a reir al escuchar los llantos. Incluso se oyé un :eso es la novia que se ha arrepentido!! jaja
    YO salí de ahí lo mas rápido que pude y milagrosamente llegué a ver a mi prima vestida de blanco.

    …me sentaría tan bien ese bolso con unas botas que acabo de comprarme…jaja

  61. Anfriana en 8:40 am

    Aun me rio cuando me acuerdo, al entrar a la iglesia se fue la luz y todo se quedo a oscuras, el novio en el altar y la novia sin avanzar, la gente empezo a encender los mecheros y al final todo quedo muy bonito a media luz. A los cinco minutos menos mal que volvio la luz.

  62. verónica en 9:24 am

    Lo mas divertido que me ha sucedido en una boda, fu en la mia propia. Era una boda civil y nos tocó un juez de lo mas simpático y «tunero». Tan pronto lo vimos aparecer por la puerta, todo sonriente y con su «túnica» nos echamos a reir, tanto mi marido como yo, mientras coméntabamos que solo le faltaba la guitarra. Después, empezó a hablar con un tono de lo mas divertido y cuando estaba preguntándole a mi marido si quería casarse, va y le suena su móvil: En el que tiene por música: «A quien le importa lo que yo diga, a quien le importa lo que yo haga, yo soy así y así seguiré, NO LO COGERÉ….», por encima con el volumen al máximo, con lo cual todos los presentes nos empezamos a reir, incluída yo que me dio un ataque de risa y ya no pude parar en todo el resto de la ceremonia….

  63. ELENA en 11:03 am

    ¿Lo más divertido en una boda? Pues que tenía que hacer un viaje con mi familia, primero avión y luego tren, y no se cómo terminamos en un tren equivocado…jajaja y lo mejor es que como sólo conocíamos a los novios…por lo que casi no hay boda, porque tuvieron que ir a buscarnos un par de pueblos más lejos!!! Madre mía la liamos parda!!! jajjajja

  64. maite en 12:11 pm

    Lo más divertido, fué en una boda de unos amigos coincidí con Vanesa Lorenzo, las dos llevávamos los mismos zapatos, unos Farrutx preciosos de tacon de aguja, la diferencia fue ….que no a penas me levanté de la silla, porque era incapaz de aguantar tanto rato con ellos, y ella no paró de bailar, saltar y caminar……parecia que llevavas las zapatillas de andar por casa….que envidia!!!!!!

  65. Maria en 3:45 pm

    En el momento de cortar la tarta, el padre de la novia le pasó su hija bebé para que la tuviera en brazos en ese momento tan especial, con tan mala suerte que se le cayeron los zapatitos en el pastel, salpicando a los novios y parte de los invitados. Estuvimos un montón de rato riendo de la situación, pero evidentemente no pudimos probar bocado.

  66. Margarita Marcos S. en 8:15 pm

    Una semana antes al día de la boda de mi amiga, pedí a mi amigovio (ex enamorado ahora amigo) que me acompañase al matrimonio.

    Llego el día y mi amigovio decidió comprar su sastre nuevo el mismo día de la boda!! Para su mala suerte descubrió que era alérgico a cierta clases de telas..el pobre termino con ronchas rojas por todos lados!! Yyyy como sabía que no había excusas para faltar!! Tenía que ir si o si!! Lo único que le quedo fue comprarse un traje súper caro de una tela súper especial, el traje costo mas que la del noviooooo =)

    Finalmente fuimos a la boda y todo fue lindo!!
    Eso me lo conto una semana después.. =)

    Cariñosss

    Margarita

  67. EPIBLAZ en 8:18 pm

    Boda de mi mejor amiga, me habia encargado que repartiera unos petalos de rosa a los invitados al salir de la iglesia; los guarde en el maletero del coche de los novios y cuando fui a recogerlos se habian puesto muy feos, decidi no repartirlos e ir corriendo a comprar algo, fui corriendo a una papeleria y me vendieron unos confettis que al tirarlos se quedaban pegados a la ropa, el vestido de la novia se quedo que parecia un traje de flamenco.

  68. Maria en 8:38 pm

    Lo mas divertido que me pasó en una boda fue que al levantarme para ir al baño entre mesa y mesa al pasar por un lateral tropecé yo que pierdo el equilibrio y a punto de caerme veo que por detrás un invitado se percata y actua por instinto de forma que me colocó una silla y.algo de casualidad que tropezara en el salón de bodas lo que hizo librarme del batacazo.El susto y la risa se mezclaron pero yo sali del salón con algo de verguenza pero riéndome por la escenita

  69. tiki en 11:30 am

    En la boda de un amigo, el movil no paraba de sonar y sonar, lo llevaba dentro del pantalon y no se atrevia a cogerlo, al final el sacerdote le dijo cogelo y que deje de sonar, lo cogio y era una tonteria,

  70. Mercedes en 11:39 am

    Me encanta el modelo de oficina.
    Lo mas divertido que me ha ocurrido durante una boda, es que se me estalló la cremallera del top, toda la parte trasera de mi espalda, un horror justo cuando estaba repartiendo los puros y todo el mundo se dio cuenta y miró mi atractiva espalda, Menos mal que era joven y no tenia verguenza x que continue toda la boda con el modelito y es que con el pastón que me habia costado tenia que lucirlo.

  71. Maite en 3:01 pm

    Fue, en la catedral de Jaén, en la boda de unos amigos, llovía a cántaros y la novia se retrasó un poco mas de lo normal, un cuarto de hora. El cura no esperó y empezó sin ella, ante el desconsuelo del novio que no sabía quién dirigirse durante la ceremonia, hasta que se le pudo unir su prometida, casi en momeno del «Sí quiero», entre sollozos. Hay que tener mala sombra para hacerles una cosa así a los chicos…

  72. INMA TORMOS en 3:14 pm

    Antes de nada, Enhorabuena por vuestro blog.

    Anecdotas?!?! Uff os puedo contar un monton ya que somos 20 amigas y18 ya estan casadas y practicamente en todas os podria contar una historia diferente, pero voy a decidirme por una.

    En mi grupo de amigas solemos dar el regalo en el convite de la boda, y hacerlo en ralacion al trabajo o la vida cotidiana de la novia, pues bien ….
    En este caso se casaba mi amiga Raquel y ya que ella tiene una guaderia y el logo suyo es un tren infantil, decidimos hacerle un tren con vagones llenos de carbón , pues bien con cajas de plastico de colores de las de guardar la ropa le construimos el tren con su cabina y sus 6 vagones llenos de bolas rellenadas de dinero y embueltas de papel negro para simular el carbon , y en la cabina no se nos ocurrio otra cosa que dentro de lo que era la chimenea meter una vengala de humo pequeñita, cuando nos decidimos a entrar al salon con su correspondiente musica y todo encendimos la vengala y alla que fuimos a recorrer todo el salon hasta la mesa presidencial, cuando de repente nos vimos a todos los camareros y a la gente corriendo para abrir las ventanas …. ¡ Dios ! Cuando nos giramos y el salon estaba tan lleno de humo que no se veia nada , nos quedamos paralizadas y todos corriendo a tirarle agua nuestro tren , os podeis imaginar Pero todo quedo en una anecdota , y la fiesta continuo hasta altas horas, pero fuimos la comidilla de todo el mundo . Ji jii ji!

  73. Marisa en 4:02 pm

    Que bolso mas ideal, es una pasada y ademas un buen recuerdo de Jesusdel Pozo.
    Paso a contaros:
    Mi prima se casaba a las 12:00 de la mañana, todos nos vestiamos en casa de mi abuela, mi marido, mi madre, mi padre, mi hija, mi primo , su mujer, mis sobrinas, mas o menos sobre las 11:00 cuando se estaban vistiendo mis sobrinas que eran las damitas de honor y aun no habia llegado el fotógrafo la mujer de mi primo se da cuenta de que los zapatos de una de las niñas se lo habian dado del mismo pie y la niña no podia ni andar aparte de veserle un caminar extraño, en ese momento imaginaros bloqueo mental y agobio de toda la familia, hasta que al final mi primo dijo: me lanzo a la calle y busco zapatos donde sea, a la media hora todos agobiados con el tiempo encima aparece con lo unico que pudo encontrar x alli cerca, para no variar zapatos de un “chino” tipo sandalias horrorosas cuando las demas iban con sus manoletinas de color marfil, todos cuando vinos eso pensamos que la niña como iba a ir asi a la iglesia era un pegote, asi que al final la pobre paso de ser damita a una mera invitada, después de lo que costaron los trajecitos y ademas todo el tiempo contando la anécdota y todo el mundo partido de la risa y diciendo hombre asi esta muy graciosa claro por no decir menuda orterada le han comprado!!!.No fue una dejadez nuestra si no un error de la dependienta que les vendio los zapatos, pasado el fin de semana fueron a la zapateria y no solo se los cambiaron si no que ademas le devolvieron el dinero por el perjuicio causado.