Cómo ahorrar en casa

Cómo ahorrar en casa

Hay dos épocas complicadas para la mayoría de hogares, y esas son, sin duda, la famosa “cuesta de enero”, o lo que es lo mismo, después de las navidades, y las vacaciones de verano. Son épocas en la que gastamos más de la cuenta, y claro, nuestro bolsillo lo nota. Por ese motivo, ahora te daremos algunos consejos para ahorrar luz y agua en tu casa.

Ahorrar luz

Hay varias cosas que se pueden hacer para ahorrar luz. La mayoría, son cosas bastante básicas, pero en ocasiones las pasamos por alto. Eso a final de mes se nota bastante en la factura de la luz. Ahora, te explicaremos qué puedes hacer para ahorrar en la factura de la luz.

  • Córtate un poco con la electricidad. Esto es de cajón, pero es en lo primero que solemos fallar. Es muy común dejar aparatos electrónicos encendidos, aunque no se estén utilizando. Sin embargo, más común todavía es dejarlos en stand-by, o lo que es lo mismo, enchufados, pero sin encender. Esto, por ejemplo, es lo que solemos hacer con el cargador del móvil, que siempre suele estar enchufado. No cuesta tanto tenerlo en un cajón y enchufarlo cuando se necesite. Esto aumenta la factura de la luz en un 12%.
  • Sustituye todas las bombillas de tu casa por bombillas de bajo consumo. Que si, que son más caras que las bombillas tradicionales, pero te aseguramos que salen mucho más rentables. Las bombillas led son las más eficientes. Las bombillas eficientes gastan un 80% menos de energía, y su vida útil puede ser 10 veces mayor con una bombilla incandescente.
  • En verano, más que nunca, utiliza agua fría en lugar de agua caliente. Ahora no es necesario ducharse con el agua tan caliente. El agua caliente supone un cuarto de la factura de la luz en una vivienda normal. A la hora de lavar la ropa en la lavadora, utiliza agua fría (además de ahorrar luz, tu ropa estará mejor protegida) y cuando utilices el lavavajillas, has lo mismo siempre que puedas.
  • Mucho cuidado con el aire acondicionado y con la calefacción. En verano, la temperatura ideal es de 25 grados. Por cada grado de menos que pongas el aire acondicionado, el consumo se incrementará entre un 5 y un 10%. Busca una temperatura agradable, no pasar frío. En invierno, lo mismo con la calefacción. 20 grados es la temperatura perfecta. No es necesario tener que estar en casa como si fuese verano.

Ahorrar agua

Con el agua nos suele pasar igual que con la luz. Hay cosas muy básicas que nos han repetido desde pequeños que no debemos hacer, pero todavía se nos olvida. La más básica es la de cerrar el grifo cuando no lo estemos usando. No estamos hablando de abrir el grifo de la ducha e irte a tomar un café. Eso no lo hace casi nadie, al menos, queriendo. Estamos hablando de no cerrar el grifo mientras nos estamos enjabonando. ¡Que levante la mano a quien no se le olvida de vez en cuando!

Aunque solo sea un minuto el que dejemos el grifo abierto, estamos desperdiciando mucha cantidad de agua. Para ser concretos, 10 litros de agua por minuto… ¿No te parece una barbaridad?

Otros consejos para ahorrar agua son ducharse en lugar de bañarse, tener cuidado con la cisterna, no tirar basura al inodoro y si tienes riego automático, ten también mucho cuidado. Aquí te enseñamos cómo regar las plantas en vacaciones.

Por último, quizás te interese instalar limitadores de caudal en los grifos. Esto impide que los grifos se abran con más fuerza de la cuenta y reduce el consumo de agua en un grifo de 15 a 8 litros por minuto. En la ducha, puedes reducir el consumo de 20 a 10 litros por minuto.

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *