Consejos para desconectar (de verdad) del trabajo en vacaciones

Consejos para desconectar (de verdad) del trabajo en vacaciones

Vivir inmersos en la era de internet tiene innumerables e impagables ventajas, como el acceso a todo tipo de información o la posibilidad de estar conectados en cualquier momento con nuestros familiares y seres queridos independientemente de la distancia a la que se encuentren. Pero la principal contrapartida de tanta ventaja es que muchos nos hemos acostumbrado a estar conectados las veinticuatro horas a nuestro ordenador o a nuestro smartphone, tanto por motivos laborales como personales, y no somos capaces de desconectar de nuestro trabajo cuando llega el momento de irnos de vacaciones

Aunque nos engañemos a nosotros mismos al hacernos creer que somos mucho más productivos y eficaces si gestionamos temas laborales desde nuestros días de vacaciones, lo cierto es que no saber desconectar de nuestro trabajo afecta a nuestra productividad a medio y largo plazo. El propósito principal de las vacaciones es ayudarnos a librarnos del estrés acumulado a lo largo del resto del año, y si no lo conseguimos ese estrés aumenta y va empeorando nuestro rendimiento. ¡Este verano toma nota de nuestros consejos para disfrutar de verdad de tus vacaciones y vuelve al trabajo en septiembre con las energías totalmente renovadas!

Consejos para desconectar del trabajo en vacaciones

  • El mejor lugar del móvil es la caja fuerte de la habitación del hotel. Y no solo porque así estará fuera de cobertura, sino porque evitarás que te lo roben en la playa o que te olvides de sacarlo del bolsillo del bañador y termines dándote un accidental chapuzón llevándolo encima.
  • Ponte límites. Si no te queda más remedio que consultar el correo de vez en cuando establece unos límites y cúmplelos a rajatabla. Quince minutos al día deberían ser más que suficientes para chequear que no haya ninguna urgencia realmente importante en tu buzón de correo. Contesta solo a los mensajes que por su importancia resulten imprescindibles, y antes de viajar no te olvides de programar una respuesta automática diciendo que estarás fuera de la oficina y facilitando los datos de la persona que te sustituye.
  • Ojo con el iPad. Puede que la excusa oficial sea que tienes en tu aplicación de Kindle todos los libros que quieres leer este verano, pero todos sabemos que con una tablet en las manos es muy tentador echar  un vistazo al correo mientras deberíamos estar tomando el sol en la playa así que mejor recuperar, aunque solo sea en vacaciones, el placer de tener un libro de papel o una revista entre las manos. Si de verdad quieres usar tu iPad o tablet solo para leer prueba a borrar tu cuenta de correo y no la instales de nuevo hasta la vuelta de las vacaciones.
  • Haz ejercicio. Qué mejor época que las vacaciones estivales para huir del sedentarismo que nos encadena al ordenador durante todo el año. Prueba algún deporte nuevo y haz actividades al aire libre que te ayuden a desconectar por completo de tu rutina habitual.
  • No te enganches con las redes sociales. Puede que tu trabajo tenga algún tipo de relación con las redes sociales, así que aprovecha estos días de descanso para desconectar un poco incluso de tus perfiles personales. Recuerda que el mundo seguirá girando aunque no subas a Instagram las fotos de todas tus comidas, y que ilustrar con check-ins y fotografías lo bien que te lo estás pasando en ese destino paradisíaco es una invitación a los ladrones para que le hagan una visita a tu casa mientras está vacía.

¿Qué te parecen nuestros consejos? ¿Eres de los que tiene dificultades para desconectarse del móvil y del ordenador durante las vacaciones?

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *