Consejos prácticos para prevenir la astenia primaveral

Consejos prácticos para prevenir la astenia primaveral

Llega marzo, vuelve el buen tiempo y con él aparecen las nuevas colecciones para esta temporada que estamos a punto de estrenar. Pero también hace acto de presencia en esta época del año la que para muchas mujeres de entre 20 y 50 años se convierte en una temida compañera: la astenia primaveral. 

¿Te sientes decaída, cansada y sin fuerzas para tus tareas habituales? ¿Te cuesta concentrarte durante el día y conciliar el sueño por la noche? ¿Se acentúan tus dolores de cabeza, sientes que no tienes apetito o que incluso se te cae más el pelo? Si tu respuesta a alguna de estas preguntas es sí, es muy posible que tú también padezcas astenia primaveral. Pero no te preocupes porque basta con una serie de hábitos saludables para mitigar los síntomas de este molesto trastorno o incluso hacerlo desaparecer casi por completo.

Son muchos los cambios a los que se enfrenta nuestro ritmo biológico durante esta época del año: el aumento de horas de luz, el cambio horario, la subida de las temperaturas. Te contamos cuáles son las claves para facilitarle al máximo a tu organismo el proceso de adaptación y combatir así las astenia primaveral.

CUIDA TU DESCANSO

Ahora más que nunca es importante mantener unos hábitos regulares de sueño. Intenta acostarte y levantarte siempre a la misma hora, y procura dormir al menos seis o siete horas. Aprovecha que los días son más largos y, si tu horario laboral te lo permite, disfruta de esa sana costumbre de nuestro país que es la siesta. Veinte minutos de siesta deberían ser suficientes, si duermes más correrás el peligro de no ser capaz de conciliar el sueño por la noche. Modera el consumo de tabaco y excitantes, y evítalo a toda costa a partir de las siete de la tarde.

Hacer algo de ejercicio moderado al aire libre, como pasear o montar en bicicleta durante media hora al día te ayudará a dormir mejor por las noches. ¡Pero no te olvides del protector solar!

LOS ALIMENTOS ADECUADOS

Muchas mujeres aprovechan la llegada del buen tiempo para ponerse a dieta de cara al verano. No es muy buena idea puesto que llevar ahora una dieta hipocalórica te dejará aún con menos energías para enfrentarte a tus quehaceres diarios. Lo mejor es seguir una alimentación equilibrada en la que las frutas, verduras y legumbres formen el mayor porcentaje posible dentro de tus comidas.

Intenta hacer al menos cuatro o cinco comidas pequeñas a lo largo del día, en lugar de concentrarlo todo en la comida y en la cena, ya que las comidas demasiado copiosas nos hacen sentir pesados y provocan malestar y somnolencia. No te olvides tampoco de tomar al menos un par de litros de agua al día.

CUIDADO CON LAS ALERGIAS

Las alergias características de esta estación, así como los medicamentos que a veces tomamos para tratarlas, también pueden hacer que nos sintamos decaídos y fatigados. Si sueles sufrir astenia primaveral consúltalo con tu médico de cabecera para que te recete los antihistamínicos adecuados.

ACTITUD POSITIVA

Enfrentarte a las astenia con una actitud positiva te ayudará a combatirla y hará que el periodo de adaptación de tu organismo a la nueva estación sea mucho más llevadero. También puedes probar terapias alternativas como la cromoterapia en la decoración de tu hogar.

¿Qué hábitos o remedios utilizas tú para combatir la astenia primaveral?

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por
Hay 4 comentarios para este artículo
  1. Pingback: Tendencias primavera 2014: ¡Apuesta todo al naranja! | BPrimeriti
  2. Pingback: Recetas fáciles e ideas prácticas para ir de picnic | BPrimeriti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *