La dieta que te broncea

La dieta que te broncea

Queremos que en apenas quince días de vacaciones nos dé tiempo de todo: viajar, descansar, desconectar del trabajo, pasar tiempo con los nuestros y volver de la playa con un bronceado envidiable que sea testigo de nuestras horas tumbados a la orilla del mar. Como una de las premisas imprescindibles a la hora de lograr un bronceado saludable es el sentido común, ya que las prisas son malas consejeras y pueden ser las responsables de que al final acabemos quemándonos y produciendo en nuestra piel daños más graves a largo plazo.

Como no podemos estirar los días de vacaciones, aunque bien que nos gustaría, nos toca empezar a preparar la piel con toda la antelación posible. Para ello no bastará solo con los pasos de rigor de exfoliar e hidratar, sino que deberemos prestar atención a lo que guardamos en la nevera, ya que nuestra alimentación va a desempeñar un papel clave en el proceso de bronceado y de protección natural de nuestra piel.

Y teniendo en cuenta que la mayoría de los alimentos que vamos a recomendarte en este artículo son bajos en calorías, estarás matando dos pájaros de un tiro al conseguir casi sin esfuerzo librarte de algún que otro kilo de más.

En nuestra dieta prebronceado no deben de faltar las vitaminas. La vitamina A, se encargará de fortalecer nuestra piel y nuestras uñas, mientras que la E y la C contribuirán con si efecto antioxidante a frenar el fotoenvejecimiento prematuro, además de frenar la acción de algunos radicales libres.

Empieza la mañana con un buen cóctel de energía en forma de zumo, o con un plato de fruta troceada. Cítricos, manzanas, sandías, piña y frutos rojos se convertirán en tus grandes aliados, y además de dar un toque delicioso y refrescante a tu dieta te aportarán la cantidad necesaria de vitaminas que tu piel necesita antes de exponerse al sol.

Tampoco deben faltar en nuestra dieta alimentos ricos en betacarotenos, como las zanahorias, los tomates, el brócoli, los pimientos, el mango o la papaya. Apúntate a la sana costumbre de incluir estos alimentos en tus cenas en forma de ensaladas desde al menos quince días antes de exponerte al sol, ya que ese es el período necesario para que el betacaroteno alcance un nivel adecuado de concentración en nuestro organismo después de ser ingerido.

Si además de prepararte desde dentro quieres saber más detalles sobre cómo preparar tu piel antes y durante la exposición para evitar los efectos nocivos del sol, no te pierdas nuestros diez consejos para broncearte de forma inteligente.

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por
Hay 3 comentarios para este artículo
  1. Pingback: Videoblog: Productos que aceleran el bronceado y cuidan tu piel | BPrimeriti
  2. Pingback: 5 consejos para desintoxicarte de los excesos navideños | BPrimeriti
  3. Pingback: Consejos prácticos para prevenir la astenia primaveral | BPrimeriti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *