Top 5 consejos para proteger tu piel este otoño

Top 5 consejos para proteger tu piel este otoño

Ahora que ha llegado el momento de decir adiós a las altas temperaturas veraniegas, y de empezar a estrenar todas esas prendas de nueva temporada que llevan varias semanas en nuestro armario esperando su momento, no podemos pasar por alto que los cambios de estación son una de las principales causas de que nuestra piel sufra molestas irritaciones. Para que el frío no te pille desprevenida, hoy queremos darte cinco consejos con los que conseguirás una piel cuidada y saludable.

  1. La hidratación es la base de una piel bonita y saludable, así que no descuides tu rutina diaria y aplica cada mañana sobre la piel limpia una hidratante con protección solar, que además ejercerá de filtro ante los agentes contaminantes de la atmósfera. Y que no sea este el único gesto en lo que a hidratación se refiere: al menos una vez a la semana haz buen uso de alguna mascarilla que te ayude a calmar y descongestionar tu piel.
  2. No te olvides de cuidar también tus manos, delatoras de la edad, y el cuello, que al carecer de glándulas sebáceas se descama muy fácilmente, por lo que es necesario recurrir a una crema algo más nutriente que nos ayude a preservar su firmeza.
  3. Mima tus labios: puede que al notarlos algo secos caigas en la tentación de humedecerlos con saliva, pero con eso solo conseguirás aumentar la irritación. Mejor llevar siempre encima vaselina o cacao.
  4. Ojo con la temperatura de la ducha: Con el frío siempre apetece una buena ducha caliente, pero los dermatólogos insisten en que mejor el agua tibia, para evitar que el exceso de calor remueva el manto hidrolipídico de tu piel, que es tu protección natural.
  5. Intenta evitar los cambios bruscos de temperatura, sobre todo al salir de casa o de la oficina, y procura que la temperatura de la calefacción no sobrepase los veintidós grados. Siempre es buena idea tener un humidificador en casa, pero si no lo tienes usa el truco casero de colocar toallas húmedas encima de los radiadores, o cerca de las fuentes de calor.

 

 

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *