Por qué es necesario realizar una rutina de limpieza facial

Por qué es necesario realizar una rutina de limpieza facial

Es muy importante para el cutis adoptar una rutina diaria de limpieza. Solo de esa forma será posible eliminar las células muertas de la piel, evitar las impurezas y devolverle su vitalidad. En el caso de no seguir una rutina de limpieza facial podrás sufrir envejecimiento prematuro.

A veces, nos puede la pereza, y llegamos tarde a casa por la noche, y no nos apetece en absoluto limpiarnos la cara. Pensamos que por un día no pasará nada. Sin embargo, es necesario que sepas que la piel tiene memoria. Si vas acumulando noches sin limpiar tu cutis, eso te pasará factura en poco tiempo.

Si eres de las perezosas a las que no le suele apetecer realizar una limpieza facial, y prefieres relajarte en el sofá, no te preocupes, aún estás a tiempo.

La importancia de la limpieza facial

Como ya hemos mencionado, es muy importante realizar una limpieza facial cada noche, antes de irnos a dormir, aunque tampoco estaría de más, limpiar tu cara también cuando te despiertes.

La importancia de la limpieza facial no es otra que la de evitar en envejecimiento prematuro. Esto, solo puede conseguirse eliminando las células muertas cada día. Además, no solo limpiamos nuestro cutis para eliminar las células muertas, sino para eliminar la suciedad que se adhiere a nuestra piel a diario por el simple hecho de salir a la calle. En las ciudades hay mucha contaminación, y esto, se traduce en suciedad para nuestra piel.

Como hacer una limpieza facial

Hay dos tipos de limpieza facial que puedes realizar en casa. La rutina diaria y la rutina intensiva.

Para realizar una limpieza facial diaria bastará con que sigas los siguientes pasos:

  1. Elimina todo el maquillaje (si lo llevas) con leche limpiadora o agua micelar. Estos productos no dañan la piel y eliminan tanto el maquillaje, como la suciedad que se haya acumulado en tu cara a lo largo del día. Este paso es muy importante, sobre todo para las pieles secas o sensibles.
  2. Masajea tu piel y no te olvides de llegar a todos lados. Cuando hayas terminado de aplicar la leche limpiadora o el agua micelar, ha llegado el momento de retirarlo. Para ello, utiliza un algodón con un poco de agua. De esta forma arrastrarás la suciedad, y tu piel quedará totalmente limpia.
  3. Si llevas mascara de pestaña, utiliza otro algodón para retirarla, pues la piel de los párpados es más sensible que el resto. No te olvides de eliminar perfectamente todas las partículas negras, ya que, si se acumulan en la zona de las ojeras, esta quedará oscurecida, y quitará luminosidad al rostro.
  4. Por último, no te olvides de lavar la cara correctamente, y secarla con una toalla con pequeños golpecitos. No arrastres la toalla, pues irritarás la piel.
  5. Antes de dormir, aplícate una crema hidratante de noche.

La rutina intensiva es buena realizarla cada 10 o 15 días. Para ello, exfolia tu piel para eliminar todas las células muertas que puedan quedar, y después, aplica una mascarilla acorde a tu tipo de piel.

Productos para limpieza facial

Al igual que utilizas productos para el pelo para cuidar tu cabello durante las vacaciones, es importante que también cuides tu cutis. Para tu rutina de limpieza facial necesitarás pocos productos, aunque es aconsejable que sean de buena calidad. Básicamente, necesitarás una buena leche limpiadora, o agua micelar, un buen exfoliante y alguna mascarilla para las limpiezas profundas. Si quieres que la limpieza sea un poco más profunda, en lugar de hacerlo con las manos, puedes hacerlo con un cepillo de limpieza facial.

Por último, necesitarás una buena crema hidratante.

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *