Vestidos rojos de fiesta, ¡una apuesta segura!

Vestidos rojos de fiesta, ¡una apuesta segura!

Puede que la culpa sea de Julia Roberts, que dejó grabado en nuestra mente ese espectacular vestido con el que acudía por primera vez a la ópera en la película Pretty Woman, o de Nicole Kidman, que resaltaba su piel de porcelana enfundada en un vestido de satén en Moulin Rouge, pero el caso es que el rojo, además de ser un color asociado con el romanticismo y la pasión, se ha convertido en uno de los favoritos a la hora de elegir un vestido de fiesta.

Motivos no nos faltan a la hora de decantarnos por un vestido en color rojo, que sin duda nos hará brillar con luz propia en esa ocasión tan especial, y a pesar de que podamos llegar a pensar que es un color que no nos favorece, solo tenemos que conocer las claves para saber qué tipo de rojo es el que mejor queda con nuestro tono de piel y el color de nuestro cabello.

Por ejemplo, si tu piel es de tonalidad marfil, melocotón o beige dorado, apuesta sin dudar por los rojos anaranjados, con alguna que otra concesión al color vino.  Pero si tu piel es beige rosado u olivácea, mejor optar por rojos puros y azulados, así como por los tonos frambuesa, o el color fresa con tendencia a coral.

Ya te contamos en nuestro videoblog cuáles eran las claves para elegir un vestido de fiesta según el tipo de escote que más favorece a tu silueta, pero a grandes rasgos te recordamos que el truco está en compensar con volúmenes y tejidos vaporosos nuestras zonas con menos curvas, y disimular nuestros puntos conflictivos (caderas anchas, pecho abundante) con tejidos con cuerpo y caída.

Si tienes los hombros estrechos o el pecho pequeño, descarta los escotes palabra de honor y decídete mejor por uno asimétrico que aporte volumen a esa zona.

El escote palabra de honor tampoco es muy recomendable si tienes un pecho demasiado abundante, o algo de flaccidez en los brazos. En ese caso las mangas francesas o tres cuartos se convertirán en tus mejores aliadas.

Otra de las cosas a favor de invertir en un vestido de fiesta roja es la cantidad de colores con los que podrás combinarlo. Aunque con el negro supone una combinación infalible (más aún si además incluimos algún que otro toque de encaje), también quedará de maravilla si elijes complementos metalizados, tanto en plateado como en dorado, que precisamente esta temporada están más de moda que nunca.

Y si ya le has echado el ojo a alguno de los vestidos de fiesta de este artículo, estás de suerte porque están todos a la venta en la web de El Corte Inglés.

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por