Sustitutos del azúcar, ¿los conoces?

Sustitutos del azúcar, ¿los conoces?

Aunque hay personas que consumen mucho azúcar y no se preocupan de si puede ser demasiada, la verdad es que cada vez estamos más concienciados sobre sus efectos, no solo en nuestro peso, sino también en la salud. El azúcar puede llegar a ser perjudicial, sobre todo si se padece alguna enfermedad, por lo que sería importante conocer algunos sustitutos del azúcar, como, por ejemplo, la Stevia ¿qué es y qué beneficios tiene para la salud?

Sustitutos del azúcar para diabéticos

En la actualidad podemos encontrar diferentes endulzantes que son aptos para diabéticos, aunque es importante tener en cuenta que algunos pueden no sentarnos demasiado bien, pudiendo provocar problemas en el estómago.

Los sustitutos del azúcar que podemos encontrar en la actualidad son los siguientes: sacarina (quizás el más conocido), stevia, sucralosa, aspartamo, tagatosa, o ciclamato. Todos ellos son válidos para personas que necesitan bajar el consumo de azúcar, pues ni son calóricos, ni tampoco aumentan la glucemia, lo que es lo más importante. Sin embargo, como ya hemos mencionado antes, algunos pueden causar daños estomacales, por lo que los más recomendados son los que no lo causan, que son la sucralosa, stevia y tagatosa.

Endulzantes naturales

Por muy naturales que sea un alimento, siempre es importante tener en cuenta la forma en la que lo consumimos, pues, no por ser naturales tiene que ser bueno. Eso ocurre con algunos de los endulzantes de los que vamos a hablar ahora.

La miel quizás es el endulzante natural más conocido, pero tampoco conviene abusar de ella. A diferencia del azúcar que se compone de sacarosa, la miel lleva un poco de sacarosa, además de glucosa y fructosa. Jamás debemos dar miel a niños menores de un año por el alto riesgo de botulismo. Además, hay que asegurarse que la miel que consumimos sea de buena calidad ya que los nutrientes y la composición de esta puede variar incluso viéndose alterado esos beneficios por los que la miel es muchas ocasiones es consumida.

El azúcar de coco, por su parte, contiene fructosa, pero en pequeña cantidad. Su sabor resulta muy agradable, pues es similar al caramelo. Contiene minerales, lo que hace que sea una opción mejor al azúcar convencional. En muchos casos, se suele utilizar también en repostería y como endulzante el aceite de coco por ese sabor dulce que da a diferencia de los aceites convencionales.

La Stevia cada vez es más conocida. No altera los niveles de azúcar en sangre, por lo que las personas diabéticas pueden consumirla. Si quieres dejar de tomar azúcar y pasarte a la Stevia, debes saber que esta endulza mucho más, por lo que es importante utilizarlo con cautela.

También deberías tener en cuenta la fructosa, pero la natural. Endulza bastante más que el azúcar blanco, siendo su aporte calórico bastante más bajo. Es importante recalcar que debe ser natural, pues, la procesada puede ser perjudicial para la salud cardiovascular. También se puede utilizar para endulzar las frutas cuyo principal azúcar es la fructosa que nos servirá para endulzar nuestros platos y postres de una manera más saludable. Cada vez es más habitual el consumo de dátiles, plátano, higos, es decir, de frutas con un alto contenido en azúcar que aportan nutricionalmente ese dulzor mucho más saludable.

Mejor endulzante

Quizás en este momento estés un poco liado y te estés preguntando cuál es entonces el mejor endulzante. Desde nuestro punto de vista, creemos que apostar por la Stevia es la mejor opción al ser una de las más naturales, ya que además de ser totalmente natural, no aporta calorías, y no generará ese aumento de azúcar en sangre al tener un índice glucémico más bajo que el azúcar convencional. Como segunda opción, sino tienes Stevia disponible, la fructosa te podría valer, aunque, ten en cuenta que este endulzante si que aporta calorías. Sin embargo, tiene la ventaja de que la absorción es más lenta que el azúcar, por lo que es mejor para la salud.

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *