Bombillas de bajo consumo, ¿Cuáles son?

Bombillas de bajo consumo, ¿Cuáles son?

Atrás quedaron ya hace tiempo las viejas bombillas incandescentes que podíamos encontrar en todas las casas hace años. Estas bombillas, también conocidas como las bombillas de filamentos (esos que se rompían cuando la bombilla se fundía) tienen una vida útil muy corta, consumen bastante electricidad. Las bombillas bajo consumo son muy buena alternativa, y llevan usándose en la mayoría de hogares varios años. Aunque su precio es más alto compensa su uso. ¿Conoces qué tipos de bombillas de bajo consumo existen?

Bombilla de bajo consumo o led

Las bombillas led son uno de los tipos de bombillas de bajo consumo que existen. Es el que más dura, siendo también las que menos electricidad consume. Su precio es más caro que los otros dos tipos de bombilla de bajo consumo, que son las halógenas y los fluorescentes. Aunque sean más caras, su precio compensa. Otra de sus grandes ventajas es que se consigue toda su intensidad lumínica en poco tiempo, algo que en otros tipos de bombillas tarda más.

Sin embargo, este tipo de bombillas de bajo consumo no son muy recomendables para el medio ambiente. Esto se debe a que están fabricadas con diferentes materiales, lo que hace complicado su reciclado. Si te interesa proteger nuestro planeta, no te pierdas la importancia de las energías renovables en la actualidad.

El tipo más común de bombilla de bajo consumo son las halógenas.

Equivalencias vatios bombillas bajo consumo y led

En cuanto a vatios se refiere, dependiendo del tipo de bombilla nos encontramos con una tabla de equivalencia. Con esto es más sencillo hacerse una idea sobre cuanto consume cierta bombilla.

No es lo mismo una bombilla incandescente, que una de bajo consumo (halógena), que un led.

Bombilla Incandescente Bombilla Bajo Consumo LED
25W 9W 5W
60W 20W 10W
100W 30W 15W
200W 65W 30W

 

Una vez analizada esta tabla, salta a simple vista que un LED consume mucho menos que una bombilla incandescente. Las bombillas halógenas de bajo consumo se encontrarían a medio camino de las anteriores, aunque, estaría más cerca de un LED.

Por qué escoger bombillas de bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo presentan ciertas ventajas frente a las bombillas incandescentes, las cuales, son las siguientes:

  • No se calientan tanto. La mayor parte de la energía se transforma en luz, y no en calor.
  • Para que ambos tipos de bombillas emitan la misma cantidad de luz, una bombilla de bajo consumo gastaría entre el 50% y el 80% menos.
  • El consumo de kWh es mucho menor en el caso de la bombilla de bajo consumo. Además, se reduce la cantidad de CO2 arrojado a la atmósfera.
  • La duración de las bombillas de bajo consumo es de 10 veces más que la de las bombillas incandescentes. Su precio, solo es 7 veces más, por lo que resulta muy rentable.
  • Sustituyendo cinco bombillas incandescentes, por cinco bombillas de bajo consumo, te ahorrarías unos 60 euros al año en electricidad. Además, la emisión de gases de efecto invernadero se reduciría en 340 kilos.
Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *