Cómo empezar a correr

Cómo empezar a correr

Quizás te has planteado empezar a correr, hace tiempo que te gustaría hacerlo, pero la verdad que puede resultar complicado. Si te gustaría saber cómo empezar a correr para mejorar tu salud y por fin, ponerte en forma para poder sentirte mejor contigo mismo, ahora te contaremos cómo poder hacerlo.

Correr puede ser un hábito genial, puede ser tu momento perfecto para desconectar y pasar un rato contigo mismo. No se trata solo de un entrenamiento físico, sino que también es un entrenamiento mental. Esto es debido a que cuando corremos, podemos pensar en nuestras cosas, relajarnos, abstraernos de los problemas… Es un ejercicio muy completo que seguro que te encanta una vez que hayas cogido el hábito. Aquí tienes información sobre ejercicios para hacer en casa.

Empezar a correr desde cero

Si nunca has corrido, o hace mucho tiempo que no lo haces, deberás empezar a correr desde cero. Puede resultar muy complicado dar el primer paso, ya que se requiere una gran dedicación y compromiso. No te preocupes si ya lo has intentado algunas veces y no lo conseguiste, o si abandonaste en muy poco tiempo. ¡Vamos a ayudarte!

Antes que nada, debes mentalizarte de que esto es un proceso. No es algo que vayas a conseguir de un día para otro. Los músculos de tus piernas se deben fortalecer, así como tus pulmones y tu corazón. Si no has corrido nunca y un día decides correr 10 kilómetros te resultará prácticamente imposible. Tus piernas te dolerán horrores, notarás que te asfixias… Sin embargo, sí que puedes conseguirlo si empiezas poco a poco.

Seguro que te estás preguntando qué necesitas para comenzar a correr desde cerro. Es probable que te eches las manos a la cabeza al pensar en el dinero que tendrás que gastarte en ropa deportiva, zapatillas de deporte, pulsómetro… Olvídate de todo eso, en principio, lo único que necesitas son unas zapatillas de deporte en buen estado y cómodas, y sobre todo, ganas, muchas ganas.

Entrenamiento para correr

Ahora, sí que sí, veamos el entrenamiento para correr. ¿Qué te parecería lograr correr 5 kilómetros? Quizás te parezca muy poco, pero para empezar en un buen objetivo. Eso, puedes correrlo en media hora aproximadamente, y necesitarás un entrenamiento de unos dos meses más o menos. En ese tiempo, tendrás que correr mínimo tres días a la semana (al principio alternos, dejando un día para descansar), unos 35 minutos cada día. Seguro que puedes sacar ese tiempo en algún momento, así que no pongas de excusa la falta de tiempo.

¿Cómo comenzamos el entrenamiento?

Durante los dos meses que le dedicaremos para conseguir nuestro objetivo, lo que haremos es alternar intervalos de caminar y correr. A esto se le conoce como CACO. Es normal que las primeras semanas, andes más de lo que corres. No te desanimes por ese motivo. En poco tiempo, irás aumentando el tiempo de correr, y disminuirás el tiempo de andar. Cuando se vaya acercando la última semana, seguramente, ya serás capaz de correr durante 30 minutos. Ahí, ya habrás logrado tu objetivo.

No te olvides, de que cada día, antes de empezar con el ejercicio debes calentar, y al finalizar, debes estirar. De esta forma, evitarás lesiones. Si te estás preguntando a qué ritmo deberías correr, no hace falta que corras demasiado rápido. Lo ideal sería que hicieses un trote suave. En el caso de que dudes si lo estás haciendo bien, deberías poder hablar mientras corres. Si no puedes hablar, es que vas demasiado forzado. Baja un poco el ritmo. Con esta técnica podrás controlar tu ritmo sin necesidad de tener que utilizar un pulsómetro.

Técnicas para correr

Al igual que cualquier otro deporte, correr requiere de cierta técnica. No es un deporte complicado, aunque si que necesitarás conocer algunas técnicas para hacerlo de forma más eficiente.

Te daremos algunos consejos para mejorar la técnica y lograr cansarte menos.

  • Acorta la zancada. No intentes abarcar mucho terreno cada vez que das una zancada, ya que, si lo haces, te cansarás más.
  • Relaja tus brazos. Aunque creas que lo único importante son las piernas para correr, los brazos también lo son. Te sirven para coordinar y equilibrar el cuerpo. Si tienes los hombros demasiado tensos o doblas mucho los codos, necesitarás un mayor esfuerzo.
  • Mira hacia el frente cuando corras. Esto hará que veas la meta más cerca y el camino se te hará más corto.
  • Toma carbohidratos antes de correr. Los carbohidratos son convertidos en azucares, los cuales entran al torrente sanguíneo. La glucosa no utilizada se almacena en el hígado y en los músculos en forma de glucógeno. El cuerpo necesita glucosa para producir energía. Lo ideal es tomar un buen plato de carbohidratos de dos a cuatro horas antes de correr.
  • Utiliza ropa y calzado adecuado. Esto es bastante lógico. Aunque ya hemos dicho que no hace falta una gran inversión para empezar a correr, si que es importante que utilices ropa y calzado adecuado. No salgas a correr con unos pantalones vaqueros, ni con botas…
Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *