Microblading: reconstruye tus cejas

Microblading: reconstruye tus cejas

Hace unos años, se puso de moda llevar las cejas cuanto más finas mejor, y muchísimas mujeres empezaron a depilárselas sin control. Quizás en esa época se veían estupendas, pero ahora, eso ha cambiado de moda. Ahora, se llevan las cejas naturales, por lo que es posible, que, si tú también caíste en esa moda, te hayas arrepentido.

El principal problema que surge con depilarse una zona del cuerpo de raíz durante mucho tiempo es que el vello se va debilitando, algo que ocurre en las cejas. Quizás, aunque estén estés intentando dejártelas crecer, ya no crezcan como deberías. Si ese es tu caso y no sabes qué hacer, no te preocupes, existe una solución llamada microblading.

Qué es microblading

Se trata de una técnica de tatuaje semipermanente. Se hace pelo a pelo, con mucho cuidado y delicadeza, de modo que conseguirás lucir unas cejas naturales que serán diseñadas para la forma de tu rostro en cuestión. Esto hace que queden unas cejas perfectas y muy favorecedoras.

Problemas con las cejas

La forma de las cejas afecta mucho a una cara. Si tienes unas cejas favorecedoras y naturales, tu rostro se verá mucho mejor que si no las tienes. Hay muchas personas que no se sienten cómodas con sus cejas, ya sea, por lo que explicamos al principio, exceso de depilación durante años, o por otros motivos, tales como, cicatrices, ausencia de vello, o incluso, asimetría. Hay incluso algunas personas que debido a alguna enfermedad sufren de alopecia en esa zona, algo que puede ocurrir con algunos medicamentos demasiado agresivos también, como con la quimioterapia. Para todos estos casos, el microblading puede ser la solución.

Sin embargo, no puedes dejar tus cejas en manos de cualquiera, pues la forma en la que se realiza este tratamiento requiere que la persona que lo haga esté bien cualificada.

Cómo se hace el microblading.

Para realizar esta técnica se utiliza algo parecido a un bisturí biselado, el cual, contiene 14 agujas muy finas. Son tres veces más finas que las que se utilizan para los tatuajes o para la micropigmentación (mucho cuidado y que no te den gato por liebre). Con estas agujas, se van insertando los pigmentos en la zona de la epidermis más superficial. Se van realizando los trazos como si fuesen pelos, lo que hace que el resultado sea muy natural. Esto se realiza a mano alzada, por lo que es muy importante que quien lo realice tenga cierto talento con esta técnica, sino los resultados pueden ser pésimos. Una vez realizado el tratamiento, es posible que te interesen las propiedades del aloe vera, que es regenerador e hidratante.

Si estás pensando a realizarte esta técnica, es importante que desconfíes de las grandes ofertas, así como de quien te intente ocultar los pigmentos que va a utilizar (algunos son tóxicos, o cambian de color en unos meses, pasando, por ejemplo, el color moreno, a azul). Si te dicen que van a utilizar el color negro, huye, pues este pigmento está prohibido.

También tienes que tener mucho cuidado con que no te den micropigmentación en lugar de microblading. Las dos técnicas son para diseñar cejas, pero solo con el microblading vas a conseguir un resultado natural, pues solo esta técnica se hace a mano alzada, además de utilizar agujas tres veces más finas. Mucho cuidado también porque la micropigmentación es permanente, por lo que, si los resultados no son buenos, no habrá mucho que se pueda hacer.

Ventajas microblading

Algunas de las ventajas de esta técnica son las siguientes:

  • Conseguirás un acabado natural.
  • No necesita retoques, salvo el que se hace pasado un mes para completar alguna zona que haya podido quedar sin pigmento.
  • Dura de 9 a 12 meses. Durante todo ese tiempo tus cejas estarán impolutas, y no tendrás que preocuparte por ellas.
  • Si te realiza esta técnica un profesional, no presenta ningún riesgo para la salud, pues se realiza de forma superficial.

Sin embargo, también hay un par de inconvenientes que tienes que valorar antes de realizarte el microblading.

  • No puedes exponerte al sol hasta que no pasen como mínimo 15 días. Por ese motivo, no es recomendable realizarlo en verano, y es mejor, esperar a otoño o invierno.
  • Si quieres que el color te dure más, deberás llevar siempre protección solar, sino, el color se irá aclarando y los resultados te durarán menos de lo esperado.

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *