Cómo elegir un colchón

Cómo elegir un colchón

Elegir un colchón es una de las decisiones de tu casa más complicadas que tendrás que tomar. Quizás opines que no es para tanto. Es posible que creas que escoger un colchón es prácticamente como escoger cualquier mueble de tu casa, pero no. Las personas duermen aproximadamente durante un tercio de su vida, lo cual supone la friolera de unos 27 años… Seguro que ya has caído en la cuenta lo importante que es saber cómo elegir un colchón.

A la hora de escoger un colchón no vale comprar uno porque sea más barato, y total… Solo lo vas a utilizar para dormir… Un buen colchón te dará más energía, descansarás mejor, te dolerá menos la espalda y despertarás de mejor humor.

Tipos de colchones

Existen distintos tipos de colchones dependiendo del material con el que estén fabricados y posiblemente, te cueste decidirte entre esa gran variedad, así que vamos a hacer un repaso.

  • Espuma. Es el tipo de colchón más básico. Suelen comprarlos personas con un presupuesto ajustado o para camas que se utilizan poco, como, por ejemplo, una cama para invitados o para el piso de la playa (aquí encontrarás ideas sobre la mejor decoración casa de playa). Tienen una firmeza media, y sus puntos fuertes son, además del precio, que pesan muy poco. Esto hace que sean fáciles de manejar y mover de un lugar a otro. Si sufres de alergias, no son recomendables, ya que acumulan ácaros con facilidad y transpiran poco. Si vas a utilizarlo para dormir durante bastante tiempo no te recomendamos este material.
  • Viscoelástica. Es un buen material para camas de matrimonio. Si pasas mucho tiempo en la cama te vendrá bien, así como si duermes de lado, o si tienes problemas musculares o articulares. Tienen una firmeza baja o media, y dentro de sus puntos fuertes, nos encontramos con que apenas se nota el movimiento, son muy flexibles y se adaptan muy bien. Sin embargo, no son todo ventajas. Algunas personas lo notan demasiado blandos, su precio es elevado y no transpiran tan bien como los colchones de muelles.
  • Muelles. Quizás son los colchones más conocidos, los de toda la vida. Son buenos para personas con presupuesto ajustado, que tienen alguna dolencia lumbar o que son muy calurosas. La firmeza es media o alta, lo cual depende del material que recubra los muelles. Son baratos, duraderos y frescos. Como puntos débiles nos encontramos con que pueden ser un poco ruidosos, algo duros o no se amoldan demasiado bien.
  • Látex. Son ideales tanto para camas de matrimonio, como para camas articuladas. Perfectos si te mueves mucho durante la noche, o si tienes alergias o asma. Tienen una firmeza media. Se adaptan bien, son flexibles y duraderos y los ácaros no pueden anidar en este material. Como puntos débiles, se encuentran su peso (son bastante pesados, por lo que moverlos de un lugar a otro no es fácil) y no transpiran muy bien. Si eres alérgico al látex debes obviar este tipo de colchones.

Cuál es el mejor colchón

Como ya hemos hecho un repaso de los tipos de colchones existentes y hemos hablado de las características de cada uno de ellos, toca decidir cuál es el mejor colchón para ti.

Debes analizar si vas a dormir solo o acompañado, si vas a utilizarlo mucho, si te mueves mucho de noche, si tienes algún tipo de alergias o dolores musculares o articulares, si eres caluroso, la firmeza qué busques…

Colchones a medida

Si quieres un colchón de una medida poco común, o de un tamaño exacto, también se fabrican colchones a medida. Aunque los más comunes son los colchones de espuma, también pueden fabricarse de otros materiales. La ventaja es que se adaptará a lo que necesites, aunque debes tener en cuenta, que el precio será superior que el de un colchón con una medida estándar. Otra cosa que tendrás que tener en cuenta es que si finalmente, no es lo que esperabas y no te termina de convencer, aquí no tendrás la posibilidad de devolverlo, ya que lo habrán fabricado expresamente para ti.

 

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *