5 razones para usar quitaesmalte sin acetona

5 razones para usar quitaesmalte sin acetona

Todas hemos pasado por el mal trago de tener las uñas frágiles y quebradizas después de alguna época en la que nos ha dado por abusar un poco de la manicura. Aunque el primer instinto es el de culpar a nuestras lacas y esmaltes, o incluso a la alimentación o la genética, puede que la culpa de muchos de los males de nuestras uñas resida en un gesto tan cotidiano como el de desmaquillarlas.

Del mismo modo que miramos la calidad de los productos que usamos para desmaquillar nuestro rostro, es importante que hagamos lo propio con nuestro quitaesmaltes y elijamos siempre uno libre de acetona. ¿Por qué? No te damos una sino cinco razones para hacerlo:

  1. La primera y principal es porque no reseca ni las uñas, ni las cutículas, ni la piel que las rodea.
  2. Usando un quitaesmalte sin acetona evitas también que tus uñas se reblandezcan demasiado y queden frágiles y fáciles de romper.
  3. La acetona es la responsable de que tus uñas se descamen o laminen por los bordes.
  4. Los quitaesmaltes sin acetona son más suaves y sirven también para las uñas de gel y las de porcelana.
  5. Tienen un olor menos intenso y más agradable que los quitaesmaltes convencionales.

Dado que se trata de un producto mucho menos agresivo es posible que necesites un poco más de cantidad para desmaquillar tus uñas, aunque hay un pequeño truco que te facilitará la tarea: empapa un algodón de quitaesmalte y presiona con él la uña durante diez segundos antes de comenzar a arrastrar el color.

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por
Hay 3 comentarios para este artículo
  1. Pingback: Videoblog: Soluciones para uñas frágiles y quebradizas | BPrimeriti
  2. Pingback: Luce pies bonitos y sanos este verano | BPrimeriti
  3. Pingback: Ahorrando plata: manicure y pedicure hechas en casa « Fucsia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *