Productos Km 0 o de proximidad: ¿Qué son?

Productos Km 0 o de proximidad: ¿Qué son?

Dependiendo de la zona donde vivas y de la época del año en la que estemos, podemos encontrar ciertas frutas y verduras. Sin embargo, cada vez es más común encontrar en los supermercados productos de zonas bastante lejanas, como, por ejemplo, las nueces de california o los kiwis de Nueva Zelanda. Esto es muy cómodo para nosotros, siempre podemos comer los productos que nos apetezca, aunque para el medioambiente eso no es tan bueno. Si te preocupa el medioambiente y quieres disfrutar de buenos alimentos de nuestra tierra, seguro que te interesan los productos km 0.

Productos km 0 definición

Si nunca has oído hablar de los productos km 0, y lo primero que se te viene a la mente son los coches de exposición que venden en los concesionarios, deberíamos empezar explicando la definición de este tipo de productos.

Aunque este término suene a muy moderno, empezó a utilizarse en los años 70 en Estados Unidos. En 1986 llegó a Europa junto con el movimiento slow food, una tendencia contraria a la comida rápida, conocida como fast food. En el slow food se apuesta por los productos de temporada, ecológico y producidos localmente.

Podemos definir los productos de kilómetro cero como los que se producen a menos de 100 kilómetros de donde se venden. Esto es muy beneficioso para el medioambiente pues se reducen mucho las emisiones que se producen con el transporte. No obstante, también es muy bueno para los consumidores, ya que, esto nos puede ayudar a descubrir nuevos sabores y a disfrutar de una mayor calidad de los alimentos. Si tienes dudas sobre qué es la alimentación saludable, te explicamos todo lo que necesitas saber.

Alimentos km 0

Si quieres empezar a consumir alimentos de km 0, pero no tienes muy claro cómo hacerlo, tienes barias opciones. La primera de ellas es acudir directamente a los pequeños productores, cooperativas, mercados locales o bodegas. En estos lugares puedes comprar huevos, fruta, verduras, miel, vino…

El problema es que ir directamente a su lugar de origen no es fácil para todo el mundo, por lo que ya en algunos supermercados tenemos la opción de encontrar este tipo de productos. Sin embargo, puede ser complicado dar con este tipo de alimentos, pues, aunque la mayoría lleva un distintivo que lo acredita como producto de proximidad, todavía no existe un sello oficial para que todo el mundo los pueda distinguir. Algunas comunidades autónomas están comenzando a regularlo, aunque, hasta que no haya nada oficial, son los propios productores los que se encargan de usar una etiqueta indicativa que acredite que se trata de productos de proximidad.

¿Hay alguna característica más de este tipo de productos?

Aunque ya hemos explicado que la principal característica de este tipo de productos es que no puede haber más de 100 kilómetros desde donde se produce hasta donde se consume, hay otras características a tener en cuenta. Son las siguientes:

  • Deben ser productos de temporada.
  • Son productos naturales, sin químicos ni ningún tipo de tóxicos, es decir, son productos ecológicos.
  • Durante todo el proceso de producción y transporte del producto se cuida el medioambiente.
Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *