Coches de hidrógeno como alternativa sostenible

Coches de hidrógeno como alternativa sostenible

Cada día estamos más acostumbrados a los coches ecológicos. Somos conscientes de que los coches de combustión interna, ya sean de gasolina o diésel, son dañinos para el medioambiente. Hace unos años éramos un poco reacios a los coches ecológicos, como son los híbridos o los eléctricos, pero cada día hay más personas que confían en ellos. Sobre todo, en los híbridos, pues los eléctricos, según su autonomía, todavía provocan un poco de desconfianza.

Sin embargo, los coches de hidrógeno son una alternativa sostenible, aunque apenas se hable de ellos. Si te preocupa el medioambiente, también te interesará la moda sostenible:el futuro de la moda. Podemos afirmar que estos coches son el futuro de la movilidad, aunque todavía presentan muchas dudas, tales como, cómo funcionan, cómo repostan, qué coches hay ya disponibles o qué inconvenientes presentan. Vamos a intentar arrojar un poco de luz acerca de este tema para aclarar todas estas dudas.

Coches de hidrógeno 2019

Si vas a cambiar de coche, quieres una alternativa ecológica, y te estás planteando un coche de pila de hidrógeno, de momento solo hay una alternativa en España. Se trata del Hyundai Nexo. Este coche es un SUV de 4,67 metros de largo con un motor que es propulsado por hidrógeno. Genera 163 CV de potencia, y tiene una autonomía de 666 kilómetros. Su precio es de 68.000€.

Si este modelo no te termina de convencer, no te preocupes, pues están por llegar otros modelos de otras marcas. El año que viene verá la luz el coche de hidrógeno de Audi, en el 2025 es posible que veamos el de BMW, el cual estará inspirado en el serie 5.

Por otro lado, Toyota cuenta ya con el Mirai, que, aunque no esté disponible en España, si que se puede comprar en Alemania, a partir de 66.000€. Honda también cuenta con su modelo de hidrógeno, el Clarity Fuel Cell, el cual puede alquilarse en California.

Cómo funciona un coche de hidrógeno

El uso de los coches de hidrógeno es distinto del de los coches eléctricos. Los coches eléctricos se recargan con un enchufe, mientras que los de hidrógeno, disponen de unos tanques que mezclan hidrógeno con oxígeno, lo que permite la propulsión del vehículo.

La mezcla de oxígeno e hidrógeno es producida en la pila de combustible y genera energía eléctrica, así como agua. La electricidad es almacenada en las baterías para nutrir el motor, y el agua, es expulsada en forma de vapor por el tubo de escape. Si, por el tubo de escape de un coche de hidrógeno solo sale vapor de agua. No hay nada más limpio que eso.

Cómo funciona el repostaje de un coche de hidrógeno

Si te preguntas cómo funciona el repostaje de este tipo de coches, es bastante similar a un coche convencional. Se hace mediante una manguera, la cual, queda sellada al depósito durante todo el trascurso del repostaje, de modo que el gas no puede escaparse.

Vehículos de hidrógeno ventajas y desventajas

Podemos afirmar que las únicas desventajas que presentan los coches de hidrógeno son la poca variedad que hay en la actualidad, y su precio. Su precio es alto, aunque el repostaje es más barato que la gasolina o el diésel, por lo que terminarás amortizándolo seguro.

La principal ventaja es que es un coche realmente ecológico. Es el tipo de coche más respetuoso con el medio ambiente.

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *