Aceite de caléndula: propiedades y usos

Aceite de caléndula: propiedades y usos

El aceite de caléndula puede ser una opción estupenda para ciertos problemas dermatológicos, como, por ejemplo, el acné o la piel atópica, aunque, también es bueno para las arrugas o simplemente, para mimar tu piel, sea del tipo que sea. Si no conoces las propiedades del aceite de caléndula, así como los usos que tiene, hoy te lo contaremos todo al respecto.

Quizás, también pueda interesarte las propiedades del aceite de coco, ¿Las conoces todas?

Aceite de caléndula propiedades

La flor de la caléndula es ideal para el cuidado de la piel, incluso, para las pieles más sensibles, como es el caso de los bebés. Esto principalmente se debe a sus compuestos, como es el caso de los aceites esenciales, los flavonoides, los carotenoides, los saponósidos y algunas sustancias antioxidantes.

Algunas de las propiedades que tiene para la piel son las siguientes: antibacterianas, antiinflamatorias, cicatrizantes, fotoprotectoras y antioxidantes por lo que se recomienda su uso.

Aceite de caléndula para manchas en la cara

Si tienes manchas en la cara y no sabes cómo eliminarlas o, al menos, disimularlas, el aceite de caléndula también puede ser apropiado.

Las manchas en la cara pueden aparecer por diferentes motivos, como, por ejemplo, la exposición solar, o el paso del tiempo. Hay muchas personas con manchas en la cara, aunque, suelen ser más comunes en las mujeres. Según un estudio, un tercio de mujeres entre los 30 y los 60 años tienen manchas en la cara. Existen tres tipos de manchas faciales, las hormonales, también conocidas como melasma, las solares y las seniles. Las manchas hormonales suelen aparecer entre los 25 y los 35 años, mientras que entre los 35 y los 60 años se dan más las manchas solares. A partir de los 60 años pueden aparecer lo que se conoce como manchas seniles, que son un tipo de pecas bastante grandes.

Aunque es muy complicado eliminar por completo este tipo de manchas, si que es posible atenuarlas, haciendo que el color sea más parecido al de la propia piel. El aceite de caléndula atenúa el tipo de manchas que son causadas por el sol. Igualmente, también sirve para regenerar la piel cuando hay manchas provocadas por otros motivos, así como cuando hay cicatrices o problemas de acné.

Aceite de caléndula contraindicaciones

Aunque el aceite de caléndula se considera seguro, su uso no es recomendado durante el primer trimestre del embarazo, ni, tampoco en el primer trimestre de un bebé.

Además, en el caso de que se tomen depresores del sistema nervioso central el efecto del fármaco puede perderse, lo que haría que fuese peligroso. También podría producirse letargo al mezclarlo con este tipo de medicamentos.

Asimismo, si tomas medicamentos sedantes, no deberías usar el aceite de caléndula, podría provocar demasiada somnolencia, así como problemas respiratorios.

Aceite de caléndula casero

Para hacer aceite de caléndula casero es necesario flores de caléndula y aceite de oliva. También se puede usar el aceite de almendras. A la hora de recoger las flores, debes asegurarte que estén abiertas completamente, contándolas donde acaba el tallo de la flor.

Ahora que ya tienes los ingredientes, es el momento de comenzar. Antes que nada, examina las flores, por si tuviesen bichos. En el caso de que tengan algunos, colócalas bocabajo, y sacúdelas con cuidado. Ahora, mételas en un bote de cristal que debe estar bien limpio. Añade al bote el aceite, cubriendo todas las flores. Cierra el bote y deja que macere. Se puede macerar con calor o frío.  Para macerarlo con calor lo debes dejar al sol durante 15 días. Si quieres macerarlo al frío, debes dejarlo en un sitio oscuro durante 40 días. En frío se mantiene mejor las propiedades de las flores.

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *