Extensiones de pelo: ¿cuántos tipos existen?

Extensiones de pelo: ¿cuántos tipos existen?

Si tienes el pelo corto y no puedes esperar a que te crezca de forma natural porque te mueres de ganas de hacerte un buen recogido para ese evento al que te han invitado, o simplemente, te apetecería lucir una buena melena, quizás te estés planteando ponerte extensiones.

Sin embargo, no todas las extensiones de pelo le valen a todo el mundo. Tampoco son todas adecuadas para todas las ocasiones… Por este motivo, vamos a analizar los distintos tipos de extensiones de pelo que existen, y cuál viene mejor para lo que necesites.

¿En qué se diferencian los distintos tipos de extensiones?

Hay dos grandes diferencias entre los distintos tipos de extensiones. El tipo de pelo utilizado y la forma de colocarlas.

Extensiones según el tipo de pelo:

  • Existen extensiones de cabello natural, que favorecen más, y quedan más naturales a simple vista, aunque tienen un pequeño inconveniente. Su precio.
  • También existen las de cabello sintético. Estas son más baratas que la de cabello natural, aunque no quedan tan naturales. Podrían ser una buena opción para un recogido en un momento puntual, pero no para llevar el pelo suelto, ya que, de esta forma, suele notarse que llevas extensiones.

Extensiones según la forma de colocarlas:

  • Extensiones de clip: Son las más temporales y casi siempre las más baratas. Son extensiones que se sujetan a través de clips u horquillas al pelo. Se trata de extensiones de pelo de quita y pon. Aunque las utilices varios días consecutivos, no es recomendable que duermas con ellas porque se te estropearán y porque puedes hacerte daño. Esta es la mejor opción para ponerte un flequillo postizo, por ejemplo, o para hacerte un recogido para un evento.
  • Extensiones de queratina: Se trata de un sistema en el que se usan mechones de pequeño tamaño con una pestaña fabricada con queratina. Es necesario aplicar calor, y una vez aplicado, quedan fijadas de una manera tan sutil que apenas se notan. Se ven muy naturales, aunque eso se refleja en el precio.
  • Extensiones adhesivas: Se parecen mucho a las anteriores (las de queratina), aunque difieren de ellas en que se utiliza un adhesivo para colocarlas. Se pegan en el propio pelo. No es sencillo quitarlas, ya que es necesario utilizar un disolvente para despegarlas del cabello. Por otro lado, al lavarte el pelo debes tener cuidado pues es posible que termines con algún mechón en la mano. La ventaja de este tipo de extensiones de pelo es que si cambias el adhesivo son reutilizables.
  • Extensiones cocidas. Se utilizan mechones de pelo más grandes que en el caso de la queratina, lo que hace que no pasen tanto desapercibidas. Van cocidas al propio pelo.
  • Extensiones de grapas: Se utilizan unas anillas parecidas a grapas para sujetarlas al propio pelo. No es necesario utilizar nada más. Ni ningún producto adicional, ni calor. Solo es necesario utilizar presión al colocarlas, y se quitan haciendo lo contrario. Es uno de los tipos de extensiones de pelo más cómodos que hay, aunque si no estás acostumbrada, quizás te moleste algo los primeros días.

Extensiones castañas mujerExtensiones rubias mujer

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

bienvenidos a primeriti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *