Manicura Rusa

Manicura Rusa

Si te gusta llevar tus uñas impecables y cuidadas al máximo, y nunca has oído hablar de la manicura rusa, ha llegado el momento de que la conozcas. Su nombre viene porque fue creado en Rusia, pero, aunque creas que el estilo de uñas que suelen llevar en ese país no es muy de tu estilo, se puede afirmar que la técnica utilizada allí es perfecta.

¿Qué es la manicura rusa?

Ahora, sí que sí, ha llegado el momento de explicar en qué consiste la manicura rusa. En este tipo de manicura las uñas son tratadas con un torno, dejándolas sin cutículas, limpias totalmente.

Quizás ahora te preguntes por qué deberías pedir una manicura rusa en lugar de una manicura normal la próxima vez que vayas a hacerte las uñas. Pues porque al quitar la totalidad de la cutícula el esmaltado se hace más cerca de la piel, quedando unas uñas perfectas. Gracias a eso, los resultados son más duraderos, pues se aprecia menos el crecimiento de la uña.

¿Qué tipo de esmalte se utiliza en la manicura rusa?

EL término manicura rusa solo se refiere a la técnica utilizada, y no al tipo de esmaltado, por lo que al igual que ocurre con otras técnicas, aquí se pueden usar esmaltes comunes y semipermanentes. Además, es posible utilizar gel o acrílico, incluso, dejarlas sin esmaltar, únicamente limpiando la uña de la cutícula.

Manicura rusa paso a paso

Esta técnica es bastante más complicada que realizar una manicura normal, por lo que es importante que siempre acudas a profesionales y no intentes realizártela en casa. El hecho de que no sea recomendable hacértela tu misma es porque el uso del torno puede ser bastante peligroso en manos que no son profesionales y no están acostumbradas a trabajar con él.

Ahora, ha llegado el momento de que expliquemos cómo se realiza la manicura rusa paso a paso.

  • El primero de los pasos es tratar la cutícula. Utilizan un empujador de cutícula, para que de forma lenta y con mucho cuidado, ir limando el exceso.
  • Después se limpia la piel. Para la limpieza se utiliza una fresa especial, con la que se retirará, tanto las células muertas, como el pellejo que se haya limado en el paso anterior. Cuando se haga esto, se limpiará la zona con un cepillo y se desinfectará.
  • El siguiente de los pasos sería el de pulir la uña, paso que se realiza siempre cuando se hace una manicura permanente o se utiliza gel acrílico. Este paso también hay que realizarlo con mucho cuidado, ya que únicamente hay que limar la capa brillante de la uña. En el caso de limar más de lo necesario, la uña quedaría demasiado fina.
  • Después, ha llegado el momento del esmaltado. En el caso de esmaltado permanente o normal, primero se aplicará una base, seguida de dos capas de esmalte, y terminando con un top coat.
  • El último paso sería hidratar las cutículas con un aceite especial para que no se resequen, pues esta técnica puede resultar un poco agresiva para las cutículas. Aquí te explicamos cómo puedes cuidar las uñas.

Manicura rusa combinada

En algunos centros de estética no realizan la manicura rusa en sí, sino que realizan esta técnica utilizando otro tipo de herramientas más sencillas de utilizar para retirar la cutícula. En lugar de utilizar un torno, el cual es bastante complicado de usar si no se es un profesional de esta técnica, retiran la cutícula con herramientas manuales. Con eso se podría conseguir más o menos unos resultados similares, pues la uña también quedaría casi limpia o limpia en su totalidad, aunque siempre quedará más limpia realizando la técnica de forma correcta, siendo también menos incómodo para la persona que se está realizando el tratamiento.

 

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *