¿Sabes combinar bien vino y queso?

¿Sabes combinar bien vino y queso?

Si eres amante del vino, seguro que te gusta tomar una pequeña copa en todas tus comidas (algo muy beneficioso). Seguro que a diario tomas siempre el mismo vino y reservas otro para ocasiones especiales. Para triunfar en esas  ocasiones es importante que el vino y la comida mariden bien y aunque hay algunas combinaciones que tenemos claras, otras pueden resultar más complejas de lo que parecen en un principio. Y sino, descubre en nuestro post de hoy, que el queso, no solo se toma con un buen vino tinto.

Vino y queso, una combinación ganadora

Solemos servir esta mezcla a nuestros invitados o bien a modo de aperitivo o en reuniones más informales. Por eso hoy te damos trucos para elegir la mejor botella dependiendo del queso que hayas seleccionado.

Quesos frescos

Generalmente los mezclarás en ensalada o acompañados con otros elementos. El vino dependerá de si estos últimos son dulces o salados. Si eliges el dulce, descorcha un vino dulce y aromático, si tu elección es el salado, opta por blancos secos.

Quesos de cabra y de oveja

La mayoría de estas variedades combinan bien con una botella de blanco seco o semi-seco ligeramente afrutado o un tinto ligero. Para las piezas más curadas de queso de oveja y que poseen un sabor más intenso, si que puedes elegir tintos de crianza con un buen cuerpo.

Quesos de pasta blanda

Un tipo de este queso es, por ejemplo, el brie. Estos quesos más cremosos se pueden combinar con cavas ya que las burbujas ayudan a «limpiar la boca» y hace una combinación perfecta de sabores.

Quesos azules

La mejor combinación para este tipo de quesos es un vino muy dulce y licoroso, sea blanco o tinto. También son perfectos para tomar con vermut.

Aprovecha la nueva campaña de El Rincón del Vino que una vez más te trae los mejores vinos de la web a tu mesa, y hazte con las botellas perfectas para sorprender a tus invitados. Después solo tienes que ir y hacerte con las mejores piezas de queso 😉

 

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *