Bolsas de papel Kraft, el sustituto del plástico

Bolsas de papel Kraft, el sustituto del plástico

¿Te has cansado de utilizar bolsas de plástico? ¿Buscas una alternativa más ecológica? Las bolsas de papel Kraft se pueden convertir en un gran aliado. Además, no es necesario que te conformes con las que venden. Puedes hacerlas tu siguiendo unos sencillos pasos. Gracias a ello, estarás siendo respetuoso con el medio ambiente y pasarás un buen rato haciéndolas y personalizándolas.

Este tipo de bolsas son totalmente ecológicas, reciclables y reutilizables. Aunque puedan parecer débiles, este material es bastante resistente (tanto la bolsa en sí, como las asas), por lo que, si sabes cuidarla, puede durarte unos pocos usos.

Cómo hacer bolsas de papel Kraft

Ahora, ha llegado el momento de aprender a hacer tus propias bolsas Kraft, las cuales podrás utilizar para hacer la compra, o incluso, para hacer algún regalo.

Lo primero que necesitas es reunir todos los materiales. Aunque las bolsas pueden fabricarse con cualquier tipo de papel, vamos a centrarnos en el papel Kraft porque es más resistente y duradero.

Para hacer tus propias bolsas, necesitarás lo siguiente: un lápiz, pegamento, tijeras y una regla. Esto se servirá para armar la bolsa. Además, necesitarás papel Kraft del color que desees (prueba a utilizar los colores de otoño y te encantarán, los materiales con los que vayas a hacer el asa (puede ser cinta o un trozo de soga no muy gruesa), y algunos elementos para decorarla si lo deseas, como pinturas, rotuladores, sellos…

Ahora, ha llegado el momento de cortar el papel para hacer la bolsa. Una buena medida es 25 x 40 cm, aunque puedes cortar un rectángulo de cualquier tamaño. Para eso, utiliza la regla y el lápiz.

Si quieres decorar tu bolsa, te resultará más fácil hacerlo en este momento, y no cuando ya esté armada. Solo es necesario decorar una cara, aunque si buscas darle un toque divertido al interior, también puedes hacerlo.

Ya puedes armar tu bolsa. Presta atención a los pasos a seguir, y te resultará sencillo.

Armar la bolsa. Parte 1

Coloca en una superficie plana el papel que cortaste y que haz decorado (si la querías decorada). En el caso de que la hayas decorado, debes asegurarte de que esté seca. Debe estar en posición horizontal. Ahora viene lo más importante.

Haz un doblez en la parte inferior del papel de 5 cm hacia arriba, presionando con fuerza ese doblez. Quita el doblez cuando hayas terminado. Ese será el fondo de la bolsa.

Ahora, tendrás que ubicar el centro de los bordes de arriba y de abajo. Puedes calcularlo con una regla o doblar por la mitad, hallando así el punto central. Tendrás que marcar tres puntos. No cambies la posición horizontal y une los lados más cortos, de forma como si intentases doblar todo el papel por la mitad. Presiona la parte de arriba y la de abajo, lo que te servirá para marcar el centro de cada lado. Marca los puntos con un lápiz.

Tanto a la izquierda, como a la derecha de cada punto central debes hacer otra marca de 13 mm. Al terminar, debes contar seis puntos en total.

¿Qué tal si vamos doblando la bolsa? Ya ha llegado el momento de hacer los dobleces. Sigue manteniendo la posición horizontal y lleva hacia la izquierda el borde derecho del papel, siguiendo las marcas de lápiz. Ahora, desdóblalo.  Haz lo mismo con el otro lado.

Gira el papel y dobla de nuevo los lados derecho e izquierdo hacia el centro y hacia abajo. Deberás pegarlos en el punto que se superponen. Es necesario que tengas cuidado de doblar en las mismas líneas que lo hiciste antes, teniendo en cuenta que los dobleces ahora quedarán al revés. Deja que el pegamento seque bien.

Armar la bolsa. Parte 2

Una vez que está bien seco, tendrás que girar la bolsa de nuevo. Uno de los extremos abiertos debe mirar en tu dirección.

Ahora, tendrás que hacer los lados de la bolsa para que se abra como un rectángulo. Para ello, sigue estos pasos:

  • Utiliza la regla para medir unos 4 cm hacia dentro desde el lado izquierdo de la bolsa. Marca suavemente con el lápiz.
  • Hacia el interior de la bolsa tendrás que empujar el doblez izquierdo. Debes hacerlo hazta que estés viendo la marca que hiciste antes en el borde externo de la parte donde se dobla el papel.
  • Debes doblar hacia abajo el papel para que las marcas que haz hecho con el lápiz se alineen con el borde nuevo doblado. Es importante que tanto los bordes superiores, como los inferiores queden simétricos cuando estés presionando hacia abajo el papel.
  • Por último, repítelo con el lado derecho. Cuando hayas terminado, tendrá el aspecto de una bolsa de compra.

Armar la bolsa. Parte 3

Ha llegado el momento de preparar el fondo de la bolsa. ¿Recuerdas las líneas que doblaste al principio? Pues ahora debes encontrarlas. Aplana la bolsa y prepara el fondo.

  • Cuando hayas encontrado el fondo deberás prepararlo. Para ello, dóblalo y pégalo en su lugar correspondiente.
  • Después, haz un doblez de 10 cm en la parte inferior hacia arriba. Presiona por toda la línea.
  • Ahora, abre el fondo de la bolsa sin soltar lo que estás aplanando. Dentro, deberás ver un triángulo doblado en cada lado.

Ahora, deberás armar el fondo de la bolsa. Lo primero que debes hacer es doblar los lados hacia el centro, para, de esta forma comprobar que no hayan quedado irregularidades.

  • Dobla los dos lados del fondo abierto que tienen forma de cuadrado hacia abajo. Utiliza como guía el borde más externo de cada triángulo. Ahora, la parte inferior deberá tener 8 lados, no 4 como había antes.
  • Después, dobla la parte de abajo hacia arriba y hacia el centro del fondo de la bolsa.
  • Por último, dobla la parte de arriba, hacia abajo y hacia al centro. Ya tendrás el fondo doblado y cerrado. Pega los bordes en el lugar donde se superponen y deja que seque bien.

Ahora, debes asegurarte de que el fondo haya quedado bien cerrado y de que no hayan quedado ningún espacio sin cerrar en los bordes que haz pegado.

El último paso es poner las asas, en el caso de que quieras ponerle asas. Para ello, tendrás que hacer dos agujeros en la parte superior con un punzón. No los hagas muy al borde, o se romperán. Introduce la cinta y refuerza los agujeros un poco. Para ello, puedes poner algo de cinta adhesiva en los bordes.

Bolsas de papel Kraft personalizadas

Como explicamos al principio de cómo hacer una bolsa de papel Kraft, es posible personalizarlas. Aquí, puedes dejar volar tu imaginación y hacerlas como necesites o como más te gusten. Esta es la parte más divertida.

 

 

 

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *