Propiedades de la sandia

Propiedades de la sandia

Cuando pensamos en verano, y en fruta, es imposible no pensar en la sandía. Junto con el melón es la fruta más consumida en verano. Está riquísima, contiene mucha agua, por lo que nos mantiene hidratados, es refrescante… Pero, ¿conoces las propiedades de la sandía?

¿Que vitaminas tiene la sandía?

Aunque creas que lo mejor de la sandía es su sabor, es un alimento lleno de nutrientes. En primer lugar, contiene vitamina C, al igual que otras frutas, pero eso no es todo. Además, contiene el famoso antioxidante licopeno, el cual se encuentra también presente en el tomate, pero en una cantidad más pequeña. Este antioxidante es el encargado de dar a la sandía y a otras frutas y verduras el color rojo.

Sin embargo, la sandía es algo más que vitamina C y licopeno. También contiene vitamina A, vitamina B6, ácido fólico, y algunos minerales, como son el zinc, magnesio y cobre.

Se trata de una fruta muy saludable y beneficiosa para la salud ya que la vitamina B6 disminuye el estrés, y el licopeno reduce el riesgo de algunas enfermedades cardiovasculares y previene algunos tipos de cáncer, sobre todo el de pulmones, mama, próstata y endometrio. Si te interesan las propiedades de la sandía, seguro que también te interesará las propiedades de la uva  y las propiedades del aloe vera.

¿Que beneficios tiene la sandía?

Una vez que tenemos claro qué vitaminas tiene la sandía, ha llegado el momento de hablar de sus beneficios.

La sandía es una de las frutas que menos calorías tiene. Además, el 90% de la sandía es agua, por lo que es perfecta cuando se quiere perder peso, teniendo también la ventaja de que te mantendrás bien hidratado.

Asimismo, es perfecta para tomarla antes de hacer deporte, ya sea entera, o licuada, pues posee propiedades analgésicas y antiinflamatorias, por lo que previenen las agujetas. También la puedes tomar después del ejercicio.

Mejora la circulación sanguínea, por lo que también ayuda con los problemas de erección, haciendo que se facilite el flujo de sangre hacia el pene. Además, como ya hemos explicado anteriormente, reduce el riesgo de algunas enfermedades cardiovasculares, como son la hipertensión, ataques cardiacos, u otro tipo de enfermedades coronarias.

Sandia en el embarazo

La sandía también es muy beneficiosa en el embarazo. Te servirá para refrescarte, por lo que es perfecta para llevar a la playa o a la piscina, te hidratará, y también te ayudará a mantenerte con un peso saludable durante el embarazo.

Sin embargo, la sandía en el embarazo presenta otros beneficios, como son los siguientes: reduce la hinchazón de piernas y tobillos, previene los calambres musculares gracias al potasio, mejora las defensas, facilita la digestión, previene el estreñimiento y es antioxidante.

Además, no solo es buenísima durante el embarazo, también lo es durante la lactancia pues a través de la leche materna, el bebé también se beneficiará de las vitaminas y electrolitos.

Hay muchas variedades de sandía, incluso sin pepitas, por lo que ya no tienes escusa para beneficiarte de sus propiedades durante el embarazo, y en cualquier momento.

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *