Decoración con cestas de mimbre

Decoración con cestas de mimbre

La decoración con cestas de mimbre está más de moda que nunca. No son simplemente objetos de ordenación, donde puedes guardar todo lo que se te ocurra, sino que son muy decorativas, y quedan preciosas en cualquier estancia. Las plantas de otoño quedan muy bien en una cesta de mimbre, pero también puedes usarlo para guardar otras cosas, como son, por ejemplo, las mantas para el sofá, o incluso, algunos libros, dependiendo de la forma que tengan.

Como decorar cestas de mimbre

Si tienes alguna cesta de mimbre por casa, pero no terminas de verla con tu decoración, siempre puedes decorarla. Es muy sencillo decorar cestas de mimbre, y puedes optar por cualquier estilo de decoración, haciendo que quede bien en cualquier estancia de la casa. Por ejemplo, si buscas una buena opción para guardar los juguetes de los niños y quieres usar cestas de mimbre para una habitación infantil, puedes decorarlas con animales de juguete, piezas de lego, o cualquier cosa que se te ocurra.

En el caso de que quieras usarlas, por ejemplo, en el salón y quieras combinarlas con tu decoración, podrías pegarles unos pompones hechos con lana, o hacerle algún tipo de decoración con trapillo, del mismo color de las cortinas.

Hay infinitas formas de decorar cestas de mimbre, y los resultados pueden llegar a ser muy buenos, solo es necesario echarle un poco de imaginación.

Cestas para decorar baños

El baño es el sitio perfecto para utilizar cestas de mimbre, siendo, además de decorativas, muy útiles. Dependiendo del tamaño que utilices, podrías usar las de tamaño mayor, para guardar las toallas y colocarlas de forma ordenada en una estantería o en el mueble del baño. Si utilizas unas pequeñitas, puedes guardar el maquillaje. En las de tamaño intermedio, puedes guardar el secador de pelo, la plancha, o botes como los de gel o champú.

Además, también puedes usarlas para poner alguna planta en el baño. Las cestas son una opción más decorativa que las macetas convencionales, y quedan genial con algunos tipos de planta, como, por ejemplo, las colgantes.

Hay cestas de mimbre con tapa o sin tapa, redondeadas, cuadradas o rectangulares… Para todos los gustos, solo necesitarás buscar la que más se adapte a tus necesidades.

Cestas decoración salón

No podemos olvidarnos de lo bien que quedan las cestas de mimbre en el salón. Al igual que en el caso de los baños, también se le pueden dar diferentes usos, dependiendo del tamaño escogido y la forma. En una cesta rectangular pequeñita, podrías guardar los mandos. Asimismo, una de este tipo o redondeada con tapa, podría ser una opción ideal para guardar cables, como los cargadores de los móviles y tablets.

Si usas una cesta de tamaño mediano, puedes poner una planta bonita, que aporte calidez a la estancia. Por último, con una cesta grande, puedes tener siempre a mano las mantas de sofá. Ponlas bien enrolladas y tendrás un resultado acogedor y, sobre todo, muy útil.

Como ves, las cestas de mimbre son muy útiles en cualquier estancia y siempre quedan bien.

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *