¿Qué es la alimentación saludable?

¿Qué es la alimentación saludable?

Si te has preguntado alguna vez en qué consiste la alimentación saludable, ahora te lo explicaremos. La alimentación saludable es aquella en la que se ingieren alimentos que te ofrecen los nutrientes que necesita tu organismo para tener un buen estado de salud y contar con energía. Dentro de una alimentación saludable se incluyen las vitaminas, los minerales, las proteínas, los carbohidratos, las grasas (buenas) y por supuesto, el agua.

Es muy importante combinar la buena alimentación con el ejercicio físico. De nada sirve alimentarse correctamente si practicamos el sedentarismo.

Comidas ricas y saludables

¿Te estás preguntando qué tipo de comidas son saludables? En el caso de que no tengas muy claro cómo seguir una alimentación saludable, ahora te daremos algunos ejemplos para tu día a día.

Vamos a empezar con ideas para el desayuno. La mayoría son bastante simples, pero además de quitarte el hambre, te darán energía hasta que llegue la hora del almuerzo.

  • Tostada con aguacate. Lo más sencillo del mundo. Tuesta una buena rebanada de pan y añádele aguacate, en rodajas, o aplastado con un tenedor. Simple y riquísimo. Si quieres algo más elaborado, puedes añadirle un poco de queso y rúcula, huevo, aceite de oliva… El aguacate es una gran fuente de Omega 3.
  • Gachas de avena. Echa un puñado de copos de avena en un cazo con un poco de leche, agua o bebida vegetal. Cuando esté cocinada, añádele un poco de canela, y tu fruta favorita cortada a trozos. Este es otro desayuno muy completo que te dará mucha energía. La ventaja es que puedes variar la fruta, por lo que no te aburrirás tan fácilmente.

Cuando llegue el almuerzo, también tendrás muchas opciones de recetas saludables. Veamos algunas de ellas.

  • Una buena ensalada. Una ensalada no tiene por qué ser una comida triste o de dieta. Tiene infinidad de posibilidades, por lo que seguro que puedes encontrar una que te encante. Utiliza verduras frescas y de temporada. Para que sea una comida completa deberías añadirle algo de proteínas, como carne, salmón, huevo… Mezcla ingredientes suaves, con ingredientes crujientes. Un ejemplo de ingredientes suaves podría ser el tomate o los frijoles. Si buscas ingredientes crujientes para darle sabor a tu ensalada, prueba con nueces o pepino.
  • Sopa de verduras. Cuando hace frío, no hay nada mejor como calentarte el estómago con una buena sopa. Cuece en una olla a fuego lento tus verduras favoritas, y si quieres darle un poco de sabor, añade algo de carne, como pollo o pavo. Añade algunas especias y tendrás una sopa riquísima. Cuando vayas a tomarla, puedes añadir algunos cereales, como fideos o arroz. Para el verano, puedes cambiar esta sopa por un buen gazpacho. El gazpacho es una de las comidas de verano por excelencia.

A la hora de cenar, ¿por qué no te decantas por alguna de estas recetas?

  • Verduras asadas crujientes. Esta receta es muy simple, y básicamente se hace sola. Corta tus verduras favoritas. Las más duras en trozos más pequeños que las más blandas, así se cocinarán por igual. Ponlas en la placa de horno separadas entre sí con un poco de aceite de oliva y sal. No las amontones. Tardaran una media hora en cocinarse a 200 grados. Échale un ojo, no vayan a quemarse. Sácalas cuando veas que tienen buen aspecto.
  • Chips de vegetales al horno. Las chips no tienen que ser de patatas obligatoriamente. Pueden hacerse casi con cualquier verdura, siempre que las cortes en rodajas muy finas y las hornees con un poco de aceite de oliva y sal. Están deliciosas las de calabacín o las de col risada.

Alimentación saludable para niños

La alimentación saludable para niños no es distinta que la alimentación saludable de los adultos. Es decir, prácticamente pueden comer exactamente lo mismo, evitando algunos alimentos que pueden ser peligrosos al inicio de la alimentación complementaria.

Cualquiera de las recetas que hemos explicado es perfecta para los niños, como por ejemplo la sopa de verduras. ¿A qué niño no le gusta una rica sopa?

Alimentos saludables y no saludables

Por último, vamos a hacer un resumen de los alimentos más saludables y los menos saludable. Ganarás en salud si decides hacer caso de la lista y añadir los alimentos buenos que aún no consumías, y eliminar los alimentos malos que sueles consumir.

Alimentos más saludables: Aguacate, acelga, ajo, germen, hongos, col risada, espinaca, col berza, tomate, coliflor, cebolla, salmón, nueces, huevo, etc.

Alimentos menos saludables: Refrescos, patatas fritas, salsas o aderezos altos en grasas, bebidas alcohólicas, dulces industriales, carne poco hecha, zumos de frutas…

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *