Cómo hacer jardines verticales

Cómo hacer jardines verticales

Si ya te has quedado sin ideas para decorar tu jardín, puede que estés pensando en darle un toque especial a tu casa, optando por opciones más económicas a la par que originales.

Súbete a la nueva moda que se está utilizando en espacios públicos para adaptarlos también a tu hogar: los jardines verticales. Con nosotros acabarás aprendiendo lo más básico para crear y mantenerlo sin problemas en tu día a día.

¿Qué son los jardines verticales?

Desde hace tiempo nos estamos encontrando que este bello espectáculo natural, que consiste en plantas que crecen en las paredes en lugar del suelo, es uno de los protagonistas más utilizados en el espacio público y cada vez más en el espacio privado, siendo cada vez más recuente como parte de la decoración de hoteles e incluso de restaurantes.

Entre sus múltiples beneficios nos encontramos que son buenos optimizadores del espacio, formados a veces de manera casual y que visualmente funcionan perfectamente. Gracias a  los jardines verticales se ha podido integrar la naturaleza en las urbes, ayudando a que la población sea consciente de la necesidad imperiosa de mantener el verde en las ciudades, además de equilibrar la temperatura cada vez más elevada generada por el calentamiento global.

Hacer jardines verticales caseros

Dependiendo del espacio que tengamos disponible en nuestro hogar podemos optar por hacer una fachada vegetal interior o exterior, siempre teniendo en cuenta las necesidades que tendrán nuestras futuras plantas. Hay que pensar también que la pared en la que pongas tu estupendo jardín vertical tiene que estar bien iluminada por luz solar, o en su lugar, escoger plantas de interior que no dependan tanto de ella.

Puedes hacerte con cajas de madera o palets para crear formas estupendas en las que poner plantas de diferentes tamaños en tiestos o solo con agarres. Los elementos básicos son los siguientes: nylon grueso, tela, grapadora, grapas y sustrato. Tendrás que forrar tu caja con la tela y cerrarla con el nylon, siempre asegurándote de dejar un lado abierto para después meter el sustrato y tus plantas.

Ten en cuenta que el resultado final no depende de cuánto tiempo hayas invertido, ya que con la simple ubicación de las plantas ya puedes tenerlo listo. Si por el contrario no tienes tanto espacio o no quieres hacerte cargo de los cuidados de estos seres vivos, hay opciones artificiales que también te darán el resultado visual que esperas.

Mejores plantas para jardines verticales

A pesar de lo que puede parecer, muchas plantas pueden ser idóneas para crear jardines verticales porque hay plantas de interior que ya están listas para adecuarse a dichas condiciones ambientales (a no ser que lo quieras hacer un poco más elaborado). Visualmente quedan perfectas las plantas de tipo trepadoras, como la hiedra, el helecho, potus, ficus…o si prefieres uno más reducido, opta por diferentes tipos de cactus. Si te atreves con este tipo de jardín te damos una serie de consejos sobre como cuidar las plantas de interior.

Otra opción muy inteligente es hacerse con semillas de diferentes especias y hortalizas para consumo propio. ¿A quién no le produciría una agradable sensación utilizar sus propios vegetales en su próxima comida?

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *