Como mejorar la flexibilidad

Como mejorar la flexibilidad

Aunque a veces pensamos que tener una buena flexibilidad es importante solo para los deportistas, la verdad es que es recomendable mejorarla en cualquier persona, pues, todos tenemos el riesgo de acabar con una lesión realizando la actividad más sencilla. Si dudas sobre tu flexibilidad, y últimamente notas que no tienes suficiente, o, que has perdido la poca que tenías, hoy hablaremos un poco sobre cómo mejorar la flexibilidad. Los ejercicios de Kegel, refuerza tu suelo pélvico también son muy importante, no dudes en echar un ojo a nuestros consejos.

 Tipos de flexibilidad

Existen dos tipos de flexibilidad, la flexibilidad activa y la flexibilidad pasiva. Sin embargo, dentro de la flexibilidad active nos encontramos con tres tipos más: la flexibilidad estática, dinámica y mixta.

Ejercicios para mejorar la flexibilidad

Existen diversos tipos de ejercicios que puedes hacer para mejorar la flexibilidad, aunque dependiendo del tipo de ejercicio, se estará trabajando un tipo de flexibilidad u otra.

Si quieres seguir un entrenamiento de flexibilidad será necesario que tengas en cuenta tres principios, pues en caso contrario, no conseguirás aumentarla.

Lo primero que debes tener en cuenta es que cuando la tensión del músculo se reduce, la flexibilidad tiende a crecer.

Lo segundo a tener en cuenta es que la flexibilidad crecerá cuando la fuerza sea aplicada hacienda crecer el rango de movimiento.

En último y tercer lugar, debes saber que en el momento que se alarga el tejido conectivo, los tendones y las cubiertas de los músculos también crecerá la flexibilidad.

Ahora, veamos que tipo de flexibilidad trabajamos cuando realizamos ciertos ejercicios:

  • Cuando en un rango de movimiento se realiza una contracción rápida y fuerte de la musculatura, como es el caso, por ejemplo de intentar tocar el suelo con las manos sin flexionar las piernas, estamos trabajando la flexibilidad activa dinámica.
  • En el caso de que el rango de movimiento se contraigan los músculos despacio y de manera controlada, como puede ser cuando te giras jugando a baloncesto para coger la pelota, trabajaremos la flexibilidad activa estática.
  • Por ultimo, en los casos en que el rango de movimiento necesita que se haga un poco de fuerza adicional, como podría ser en algunos movimientos de lucha, estaremos trabajando la flexibilidad pasiva.

Quizás te estés preguntando qué ocurre con la flexibilidad activa mixta, pues no hemos puesto ningún ejemplo de ejercicio. Este tipo es una mezcla de flexibilidad activa dinámica y estática, por lo que sería cuando se contraen rápidamente los músculos pero de forma controlada.

Ejercicios de flexibilidad para niños

Los niños pueden mejorar su flexibilidad realizando estiramientos de todas las partes de su cuerpo.

Para movilizar las articulaciones y los músculos se realizan ciertos ejercicios dependiendo de la zona, como son los siguientes:

Las piernas se estiran girando los tobillos y las rodillas. Además, al agacharse y levantarse y al subir las rodillas.

Para trabajar el tronco es necesario girarlo, realizar círculos con las caderas y flexionarlo lateralmente.

En el caso de los brazos y el cuello se realizan círculos con los brazos, se suben los brazos arriba y abajo, se abren y se cierran los brazos y se gira el cuello realizando círculos, así como para un lado y el otro.

Para estirar los músculos se pueden realizar los siguientes ejercicios: zancada amplia, abrir las piernas, acercar al pecho la pierna con las manos, flexionar el tronco con las piernas cruzadas, tocar las puntas de los pies, tirar de la punta del pie, elevar por detrás los brazos, brazo por delante y por detrás de la cabeza, etc.

 

 

 

 

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *