¡S.O.S. bodas!: Kit de emergencia para novias y damas de honor

¡S.O.S. bodas!: Kit de emergencia para novias y damas de honor

El día de tu boda pueden ocurrir infinidad de imprevistos capaces de ensombrecer el que debería ser el día más feliz de tu vida: rozaduras en los pies al estrenar los zapatos, dolores de cabeza por los nervios o el cansancio, medias que se rompen en el momento menos oportuno… Pero que no cunda el pánico porque novia prevenida vale por dos, y para que ninguna de estas desdichas supere la línea de lo puramente anecdótico hemos preparado para ti una lista para que guardes en un pequeño neceser una serie de artículos que pueden sacarte de un apuro en un momento dado. Este kit de emergencia también es válido para damas de honor y para todas aquellas invitadas a las que les gusta cuidar hasta el más mínimo detalle.

Kit de emergencia novias

  1. Pañuelos de papel. Un básico indispensable. Por muy waterproof que sea ese rímel las inevitables lágrimas de emoción pueden causar estragos en el resto del maquillaje. Te vendrán genial también para secar los brillos que vayan apareciendo en la zona T a medida que pasen las horas.
  2. Tiritas. No hay boda sin rozaduras, pero no dejes que las secuelas de tus taconazos te impidan bailar hasta el amanecer. Y si en lugar de tiritas llevas algún producto específico para el dolor las ampollas, como Compeed, mejor aún.
  3. Mini desodorante. Con tanto bailoteo la transpiración acaba haciendo de las suyas, así que mejor tener a mano un desodorante de tamaño viaje para refrescarte un poco cuando sea necesario.
  4. Caramelos de menta. Aperitivos, platos principales, postres… Olvídate por un día de la operación bikini y disfruta de los manjares con los que te tientan los camareros, pero no te olvides de llevar caramelos de menta para conservar un aliento fresco durante el resto del día.
  5. Esmalte de uñas transparente. No solo para retoques de última hora en la manicura, sino para detener antes de que sea demasiado tarde esa carrera que está destrozando tus medias.
  6. Aspirinas. En un día tan intenso es normal que el cansancio acabe derivando en un molesto dolor de cabeza. Ponle remedio con una aspirina granulada ¡y a seguir disfrutando!
  7. Horquillas y ganchillos. A medida que pasan las horas puede que tu recogido se deshaga, así que nunca está de más llevar encima algunas horquillas o ganchillos para afianzarlo si es preciso.
  8. Kit de costura. ¿Se te ha roto el tirante del vestido? ¿Te han pisado el bajo y se te ha descosido el dobladillo? Menos mal que has leído nuestro post y seguro que no te has olvidado de incluir en tu neceser de emergencia un pequeño kit de costura de viaje.
  9. Imperdibles. Son una alternativa más cómoda y rápida, pero igual de eficaz, al kit de costura.
  10. Gotas para los ojos. Los ojos son los primeros en delatar nuestro cansancio, pero con un descongestionante en gotas conseguirás una mirada despejada y relajada en cuestión de segundos.

¿Qué te parece el kit de emergencia que te proponemos? ¿Qué otras cosas incluirías en él?

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *