Purificadores de aire, ventajas y cómo funcionan

Purificadores de aire, ventajas y cómo funcionan

Aunque hace años que sabemos lo que son los purificadores de aires, desde que comenzó la alerta sanitaria se está hablando más de ellos. En diversas ocasiones, pueden resultar útiles para tratar de frenar la transmisión de los virus, aunque, no basta únicamente con usar un purificador de aire, sino que, es muy importante renovar también el aire de forma natural. Esto se hace manteniendo puertas y ventanas abiertas siempre que sea posible. En lugares donde no se puede renovar el aire de forma natural, como podría ser, por ejemplo, en ambulatorios y hospitales, gimnasios o centros comerciales, si que es necesario utilizar estos aparatos. Si no te sientes demasiado cómodo acudiendo al gimnasio, quizás te interesen los estiramientos en casa contra el teletrabajo.

Como funciona purificador de aire

Los purificadores de aire no solo son válidos para luchar contra el coronavirus, sino, que también se llevan utilizando bastante tiempo en lugares con problemas de contaminación. Un ambiente demasiado cargado (con problemas de ventilación) puede traernos grandes problemas de salud, los cuales van desde las posibles infecciones víricas o bacterianas, a algunas enfermedades respiratorias o cardiovasculares. Además, también es el responsable de algunas reacciones alérgicas, asma, náuseas o dolores de cabeza.

Ahora, quizás te preguntes cómo funcionan este tipo de aparatos. Los purificadores de aire van atrapando el aire en su interior para eliminar las sustancias tóxicas. Después de eso, lo devuelven al exterior. Esto hace que el ambiente esté mucho más fresco y “limpio”.

Son buenos los purificadores de aire

Los purificadores de aire presentan algunas ventajas que hace que sean bastante útiles, sobre todo, en lugares que no pueden tener una ventilación natural correcta. Algunas de estas ventajas son las siguientes: aumentan la calidad del aire, reducen los malos olores, retienen ácaros, polen y pelo, eliminando estas partículas del aire. Esto hace que se reduzcan las alergias.

Además, los modelos más avanzados también pueden reducir, o, incluso eliminar bacterias, virus, hongos y distintos tipos de contaminantes químicos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todo son ventajas, pues los purificadores de aire también tienen algunos inconvenientes.

Algunas desventajas pueden ser los grandes ruidos que producen algunos modelos, su gran consumo energético, el mantenimiento que requiere o que el aire puede llegar a resecarse demasiado.

Purificador de aire o deshumidificador

Aunque los dos aparatos pueden resultar útiles con personas que tienen alergia, no son exactamente lo mismo. Un purificador de aire funciona mejor, pues, además de recudirla propagación de los ácaros del polvo, así como el crecimiento del moho, algo que sí que hacen los deshumidificadores, también se encargan de limpiar el aire atrapando los virus, bacterias, polvo, caspa de mascotas, esporas de moho y todo tipo de alérgenos en general.

Si estás pensando en adquirir un purificador de aire, pero no te puedes permitir lo que cuesta o su mantenimiento, y, simplemente, buscas reducir un poco los síntomas alérgicos que tienes, quizás te podría valer con un deshumidificador, pero si lo que buscas es algo más efectivo, el deshumidificador no será suficiente para ti.

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *