Cosmética natural casera

Cosmética natural casera

Es probable que ya te hayas cansado de invertir en cosmética y no obtener los resultados deseados, o simplemente, quieras algo más natural de lo que encuentras en las tiendas. Sea cual sea tu caso, quizás te venga bien probar la cosmética natural casera.

Cosmética natural que es

Si te estás preguntando a qué nos referimos cuando hablamos de cosmética natural casera, hablamos de una alternativa a los cosméticos convencionales. Este tipo de cosmética es perfecta no solo para las personas que tienen algún problema en la piel, sino también para las que tienen sensibilidad química múltiple, alérgicos, asmáticos, o simplemente, para quienes busquen huir de los químicos y los tóxicos y quieran cuidar su salud, así como el medio ambiente.

Actualmente, puedes encontrar infinidad de recetas para crear tus propios productos cosméticos, los cuales, serán totalmente naturales y se adecuarán a tus necesidades, siendo un ejemplo de ingrediente a utilizar el Aceite de Ricino. Algunos de los artículos de cosmética que puedes fabricar son los siguientes: cremas, jabones, geles, limpiadores, aceites corporales y maquillaje de todo tipo.

Champú natural casero

Independientemente de cómo sea tu pelo puedes fabricar tu propio champú natural casero, el cual, será mucho mejor que cualquiera que puedas comprar en una tienda, al ser totalmente natural, y sin químicos, siliconas, ni parabenos.

Existen recetas de champús de todo tipo, hidratante, para cabello graso, anticaspa, anticaída… Ahora, veremos algunas recetas muy simples para que puedas fabricar el champú que más se adapte a tus necesidades.

Champú casero hidratante

Quizás este sea el champú que más se adapte casi a cualquier persona, por ese motivo, vamos a empezar con él. Fabricarlo es muy sencillo, solo necesitarás estos ingredientes: 300 gramos de champú base orgánico, 15 gramos de extracto de algodón, un poco de esencia aromática, 5 gotas de colorante líquido hidrosoluble y un envase.

El extracto de algodón es un hidratante y acondicionador natural, protegiendo también el cabello de agresiones externas. Sirve para reparar el cabello, aumentando su elasticidad. La esencia aromática es simplemente para que huela bien, y puedes escoger tu favorita. Por último, el colorante sirve para que el champú sea más agradable a la vista. Puedes utilizarlo de tu color favorito, o simplemente, no utilizarlo.

Champú casero anticaída

Es ideal para prevenir y frenar la caída del cabello. Para fabricarlo necesitarás lo siguiente: 225 gramos de champú base orgánico, 12, 5 gramos de extracto de laurel, 20 gotas de aceite esencial de manzanilla, 12,5 gramos de extracto centella asiática y un envase.

Por una parte, el laurel sirve para revitalizar y fortalecer el cabello, previniendo también la caspa. Por otro lado, la centella asiática sirve para estimular la circulación del cuero cabelludo, haciendo que crezca más sano y evitando su caída. La esencia de manzanilla actúa de la misma forma.

Champú casero anticaspa

Por último, vamos a ver un champú anticaspa, aunque también te servirá si tienes el pelo graso, pues algunos de sus ingredientes son seborreguladoras. Para fabricarlo necesitarás los siguientes ingredientes: 160 gramos de champú orgánico base, 6 gramos de aceite esencial de árbol de té, 20 gramos de extracto de bambú, 4 gramos de aceite esencial de cedro y un envase.

Tanto el aceite esencial de árbol de té, como el de cedro ayudan a regular el exceso de grasa en el cuero cabelludo (la caspa puede aparecer por este motivo), El extracto de bambú por otro lado hidrata sin engrasar, facilitando también que se eliminen las escamas que pueden acumularse en la raíz.

Jabón natural casero

Al igual que podemos fabricar nuestro propio champú, también es posible fabricar jabón natural casero consiguiendo así nuestros propios productos para llevar acabo las rutinas corporales y rutinas faciales con cosmética natural. Podemos hacer jabón de distintos tipos, aunque vamos a decantarnos por explicar cómo hacer jabón líquido de manos casero.

Para su fabricación necesitarás lo siguiente: 250 gramos de jabón base líquido en suspensión, una cucharadita de nacarante en polvo (a tu elección), unas gotas de colorante concentrado líquido, 15 gotas de tu esencia aromática favorita, agua desmineralizada y un envase.

El nacarante sirve para añadir un plus de luminosidad al jabón, aunque dermatológicamente hablando, es inocuo, por lo que no es totalmente necesario para fabricar el jabón. Al igual que ocurría en las recetas de champú,  el colorante y la esencia también es para hacerlo más atractivo, por lo que puedes utilizar tu color y aroma favorito.

Siguiente post:
Post anterior:
Este artículo fue escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *